04. septiembre 2015 · Comentar · Categorías: Medicina · Etiquetas:
Share Button

La hernia del hiato o hernia hiatal, es una afección que se produce, cuando una porción del estómago se introduce dentro de la cavidad torácica, a través de un orificio que se encuentra ubicado en el diafragma. El diafragma es el músculo que separa la cavidad torácica de la cavidad abdominal. Es conveniente dejar bien sentado, que en condiciones normales, ninguna porción del estómago debería deslizarse hacia la cavidad torácica.
Anatomía cuerpo humano
Una de las cosas que explica el porqué se produce el reflujo gastro-esofágico en pacientes con hernia hiatal, es precisamente la presencia de esa porción del estómago en una cavidad que no le corresponde. Recordemos que unos 16 centímetros del esófago están ubicados en la cavidad torácica. Es por esa razón, que cuando existe una hernia hiatal, el contenido estomacal puede desplazarse hacia el esófago y producir esa desagradable sensación.
¿Cuáles son las causas que pueden generar una hernia hiatal? 
Si bien es cierto que la aparición de este tipo de hernia es muy común, no se sabe a ciencia cierta la causa que la produce. Se cree que pueda ser debida a un debilitamiento del tejido de soporte. La edad (más de 50 años), la obesidad y los hábitos tabáquicos, aumentan las probabilidades de aparición de esta patología.

¿Cuáles son los síntomas que presenta una persona que padece de esta afección?

Los síntomas que comúnmente se reportan en la hernia hiatal son:

  • Acidez estomacal.
  • Sensación de ardor en el esófago, llamada también pirosis ./li>
  • Dolor del pecho que muchas veces puede interpretarse como un infarto.
  • Dificultad para tragar.

Tratamiento
El tratamiento es de tipo sintomático, queriendo decir con esto, que está dirigido a calmar los síntomas. Se usan antiácidos y medicamentos contra el reflujo gastro-esofágico. También se recurre a medicamentos para fortalecer los músculos de la parte inferior del esófago, para impedir el reflujo de ácido desde el estómago hacia el esófago. Como recurso de último momento, se recurre a la cirugía para corregir la anomalía, si la hernia es de alto grado.

Medidas que se deben de tomar para reducir los síntomas:

Estas medidas contemplan lo siguiente:

  • Alimentarse con comidas que no sean pesadas ni abundantes.
  • No acostarse inmediatamente después de las comidas.
  • Reducir de peso.
  • Dejar de fumar.