Share Button

Las vacunas se han convertido en un procedimiento muy común para los perros de hoy, ya que pueden prevenir con eficacia enfermedades caninas potencialmente graves como el moquillo , la rabia y la hepatitis . Pero las vacunas no sólo protegen la salud de su mascota, sino que también mantiene la de las personas a su alrededor, puesto que algunas enfermedades caninas se pueden transferir a los seres humanos, es decir, si ellos están sanos usted y su familia también.


Si bien las vacunas anuales han sido la regla general desde hace algún tiempo, estudios realizados recientemente han demostrado que las vacunas caninas pueden ser eficaces durante más períodos de tiempo del que se tiene estipulado. Y a medida que las vacunas se han vuelto más seguras para sus mascotas, cada día los veterinarios las recomiendan más y lo mejor es que son adaptadas a las necesidades específicas de su perro. Leer Más »

Share Button

Cuando se trata de plagas domésticas, hay una en particular que puede ocasionar a los dueños de mascotas, pesadillas y son las pulgas. Las cuales son definitivamente una molestia, puesto que pueden causar picazón e incluso infección. Y la anemia es un síntoma claro de que las pulgas están infectando severamente a su mascota.

Pulgas en los perros

Lo malo es que no sólo los animales domésticos, pueden infestarse con estos molestos invasores sino que irrumpen en su casa y en la piel de sus habitantes. Por lo tanto, es importante detener la infección tan pronto como sea posible. Hay muchos productos para el tratamiento de pulgas en el mercado. Pero es importante tener en cuenta que este tipo de productos suelen tener efectos secundarios, que van de leves a reacciones graves, por no mencionar el gasto que implican tales tratamientos. Leer Más »

Share Button

La vacunación es un procedimiento mediante el cual se introduce en el organismo de un animal, el agente causante de la enfermedad (bacteria, virus) el cual ha sido despojado de su capacidad para producirla, pero se le ha conservado su capacidad para proteger al individuo, induciendo una respuesta protectora (respuesta inmune).
Vacunación perros

Cuando se posee una mascota, es como tener un hijo, y esto significa que hay que brindarles todos los cuidados que criaturas tan frágiles necesitan, de manera que alcancen ese estado de equilibrio orgánico que se conoce como salud. Dentro de esos cuidados, podemos mencionar la protección contra las enfermedades mediante la vacunación. La vacunación es un procedimiento que está enmarcado en lo que se conoce como Medicina Preventiva, y esto es importante tenerlo en cuenta, porque un animal enfermo no debe ser vacunado.

¿Qué tipo de vacunas se colocan a los perros?

Antes de iniciar un protocolo de vacunación, el perro debe ser sometido a un proceso de desparasitación regular unas cuatro veces al año, porque un animal con parásitos tanto externos como internos, tiene su sistema inmunológico comprometido tratando de combatir los parásitos. También es importante que la madre esté desparasitada, porque hay parásitos que se transmiten a través de la placenta y la leche y contaminan a los cachorros.

Existen una serie de vacunas que se aplican a los perros para protegerlos contra diversas enfermedades de tipo bacteriano y viral. Estas son: moquillo, hepatitis viral, leptospirosis. Esta vacuna se llama trivalente. También hay una enfermedad llamada gastroenteritis parvovírica o parvovirosis, la cual no existía en Venezuela y durante los años ochenta, logró traspasar nuestras fronteras, causando numerosas muertes de caninoa. A la vacuna trivalente se le ha incorporado la de la parvovirosis, para pasar a llamarse tetravalente.

También existen las llamadas vacunas polivalentes que incluyen también a otras enfermedades como la tos de la perrera y el coronavirus canino. Este tipo de vacunas se denominan polivalentes. También existe la vacuna contra el mal de rabia.

Cada especialista tiene un determinado esquema de vacunación que va a variar, pero lo que sí es cierto es que mientras la vacunación se realice a una temprana edad, mucho mejor, preferiblemente antes de los dos meses. Es imperativo que los animales sean revacunados anualmente, para mantener altos niveles de anticuerpos en sangre. Finalmente, no hay que olvidar que los perros maduros necesitan vacunaciones de refuerzo debido a que en ciertas ocasiones tienen las defensas bajas y son susceptibles de enfermarse de nuevo. No olvide que ¡más vale prevenir que  lamentar!