Share Button

La miel y las fresas hacen un remedio casero para el acné que suena muy dulce (nunca mejor dicho) y que combina dos cosas que se utilizan comúnmente en exfoliantes faciales. Las fresas son ricas en ácido salicílico. El ácido salicílico, es un ingrediente principal en muchos productos comerciales para el acné. Estimula la epidermis para que arroje sus células más fácilmente, también ayuda en la apertura de los poros tapados, y neutraliza las bacterias. Reduce los poros un poco, y anima crecimiento de nuevas células. La miel también funciona contra las bacterias que pueden estar detrás de tu acné, y es anti-inflamatoria.
fresas y miel acne Leer Más »