Share Button

Una persona emprendedora es aquella persona que tiene la capacidad de identificar una oportunidad en el mercado y a su vez es capaz de administrar los recursos necesarios para darle forma. Un emprendedor debe saber correr riesgos y ser innovador, porque se trata de alguien que no tiene la certeza de si su proyecto será exitoso o no, pero de igual manera hará todo lo que esté en su poder para materializar sus ideas.

EmprenderunNegocio

Leer Más »

Share Button

La mayoría de los conceptos básicos de la ética empresarial son tres: la honestidad, integridad y justicia.

Negocios

Honestidad – Honesto debe ser el sello distintivo de las relaciones de la empresa con sus empleados, clientes y público en general. Los empresarios deben comunicarse con sus empleados para desarrollar planes de acción que les permita eliminar esos aspectos internos que les afectan, tales como despidos, reorganización, movilidad del personal y los programas de austeridad.

La honestidad a los clientes y el público se manifiesta a través de la publicidad veraz, la ética, la denominación de su producto, en la calidad del mismo y en el costo razonable del producto o del servicio que vende. También mantenido su palabra a todo el mundo que trata y en todo lo que hace.

La honestidad se aplica a todas las partes del funcionamiento de una empresa de esta obtendrá mayores ganancias.

Integridad – Integridad al hacer negocios cubre una amplia gama de aplicaciones, incluyendo la responsabilidad social y ambiental de las empresas, además está muy relacionada con la honestidad. Una persona con integridad mantiene acuerdos y promesas, por ejemplo: Si un empleador promete un aumento de sueldo a un empleado o con un vendedor se compromete a suministrarle mercancía de alta calidad, el concepto básico de ética empresarial de la integridad significa mantener la palabra dada. La fiabilidad y mantener la confianza son conceptos básicos de ética que se utilizan en todos los aspectos del negocio, desde atender a los clientes hasta contratar y despedir empleados.
Integridad está diciendo “no” a la corrupción. Se está evitando dar regalos caros, comisiones secretas, comisiones ilegales, sobornos a políticos, burócratas y otros funcionarios del gobierno o entre los proveedores a cambio de un contrato, para facilitar un proceso para dar al negocio alguna ventaja indebida.

Integridad se debe manifiesta en las empresas por la capacitación a su gente. Este pequeño acto les permitirá crear fidelidad en sus empleados, evitando futuros desacuerdos, confrontaciones, creando un panorama de mayor libertad para tomar iniciativas qe generen mas ganancias a su negocio.

Equidad – La justicia está dada por otorgarles a sus empleados el salario justo por su trabajo y dedicación, dando a los clientes valor por su dinero y pagándole a sus proveedores a tiempo además de darles apoyo cuando lo necesitan. La justicia está en crear un ambiente de sana competencia en el mercado, no en participar en una competencia feroz con intentos de difamar y estropear la imagen de los competidores. El concepto de negocio ético está constituido por el juego limpio que incluye el hecho de que el beneficio se debe hacer, pero no a través de actos engañosos.

Equidad en los negocios significa ser objetivo e interesados en crear situación de ganar-ganar para ambas partes, ya sea empleado-empleador o empresa-cliente o empresa-proveedor o empresa frente a sus competidores. En las relaciones comerciales, la equidad significa no tomar ventaja injusta de otros a través de la manipulación, ocultamiento, abuso de información privilegiada, tergiversación de hechos materiales o cualquier otra práctica comercial desleal.

Share Button

Todo el mundo parece estar trabajando en un negocio propio hoy en día y eso es formidable.   Es un poco más económico y más rápido para posicionar un producto o servicio comercializable, disponemos de un sinfín de software de nube y redes digitales. Entonces, ¿a usted que le detiene para comenzar su propio negocio?

Negocios

Todo los negocios nacen de un sueño, pero usted necesita agudizar su proceso de seguimiento y evaluación de ideas además de afinar sus habilidades empresariales, el proceso para convertirse en un empresario es largo y no está exento de obstáculos, pero afianzados en el entusiasmo inicial, evalué y planifique cada paso, sobre todo no deje nada al azar.

Si fuera suficiente tener una idea brillante para mejorar nuestras vidas, entonces los hoteles de lujo de todo el mundo siempre estarían agotados. Es imperativo tener en claro el norte y este es uno de los varios factores que intervienen en la compañía de lanzamiento y que a menudo es pasado por alto por el empresario aspirante. Tener un sólido conocimiento financiero y la perseverancia necesaria son el requisito previo para no perder el entusiasmo e iniciar su propio negocio.

Al querer comenzar un negocio tenemos que estar consientes de que necesitamos tiempo para nuestros nuevos clientes, para comercializar en masa, poder dar a conocer y ganar adeptos a nuestra marca. El marketing en Internet, vallas publicitarias y eventos de promoción son de gran ayuda, pero requieren un costo económico considerable.

Si tenemos de nuestro lado un buen estudio de mercado y estrategias basadas en posibles target, podemos trabajar con mayor confianza a la nueva aventura empresarial. Muchas veces el aspirante a empresario es sólo una persona que no ha podido entrar en el mercado de trabajo: esta situación es muy relevante. Antes de gastar todos nuestros ahorros, hay que dar el 100% para conseguir un trabajo, sea de lo que sea, lo importante es mantener nuestras finanzas equilibradas, especialmente en los primeros días. Esta estrategia garantizará, además del apoyo económico necesario, la posibilidad de conocer la ciudad y el sistema social y burocrático del país.

En pocas palabras: se inicia el nuevo negocio como un segundo trabajo, si es posible.

Share Button

Persona Emprendedora

Muchas empresas comienzan como la idea de una persona. Su creador es a menudo un empresario que descubre un hueco en el mercado o una oportunidad comercial. Su idea la convierte luego de mucho trabajo en un producto o servicio comercializable. Hay cuatro tipos de negocio: fabricación al por mayor, al por menor y servicios. A continuación le describimos las características más relevantes que poseen este tipo de emprendedores:

• Siempre están dispuestos a tomar riesgos
• Su motivación principal es el logro de sus metas
• No se dejan desanimar por el fracaso
• Constantemente se auto motivan
• Estudian frecentemente a la competencia para mantenerse delante de ella.

Pequeñas Empresas

Las pequeñas empresas son vitales para el éxito de la economía. No sólo porque proporcionan las historias de éxito del futuro, sino que también cubren las necesidades locales de las empresas más grandes, por ejemplo para servicios de fotografía, papelería impresa, restauradores, mantenimiento, peluquero, consultor financiero, fontanero de emergencia, etc. Ser emprendedor significa simplemente desarrollar todos los conocimientos adquiridos, actitudes e iniciativas con el fin de materializar esa idea innovadora en una marca u organización.

Beneficios

Las pequeñas empresas sobreviven y prosperan por muchas razones diferentes:

• El desarrollo de las relaciones personales
La interacción de persona a persona es sumamente importante en la construcción de relaciones sólidas y duraderas.

• Respuesta flexible a los problemas y desafíos
En una pequeña empresa hay poca jerarquía o cadena de mando, son mucho más flexibles y puede llegar a una decisión rápida para solventar las situaciones que se puedan presentar a diario.

• Inventiva e innovación
Las pequeñas empresas están bien posicionadas para introducir y desarrollar nuevas ideas.

• Bajos gastos
Debido a la pequeña escala de la operación tienen gastos generales más bajos y operan en pequeños locales con renta limitada.

Muchas personas optan por establecer un pequeño negocio y la principal razón es porque obtienen la independencia deseada y también para cosechar las recompensas por sí mismos, es decir, trabajan para lograr su sueño no el sueño de otro.