Share Button

Lamentablemente no podemos impedir que los parásitos se formen en nuestro cuerpo, y esto viene dado por múltiples causas, como por ejemplo, el agua que ingerimos, alimentos que no están aseados correctamente, comer carnes a medio cocinar o simple porque no se asea bien las manos. Lo que sí podemos hacer es que al momento de detectarlo los trate inmediatamente para que no se proliferen causen problemas mayores. Adicionalmente es importante que mantenga una dieta adecuada y que tome las medidas necesarias para evitar que estos episodios se repitan constantemente.

Parasitos intestinales

Leer Más »

Share Button

El estreñimiento es una de las dolencias más comunes y frecuentes. Se manifiesta por una evacuación minimizada con el tiempo y generalmente difícil. Las personas que sufren de estreñimiento se queja de la presencia de heces duras y nada fáciles de expulsar: una situación que a la larga terminan en toda una serie de enfermedades que no se refleja solamente en el intestino. Las mujeres son más propensas a episodios de estreñimiento, debido a su anatomía y composición hormonal. Sin embargo, aunque en menor porcentaje los hombres también sufren de este trastorno.

Estreñimiento

Estreñimiento: causas

El estreñimiento no es una enfermedad grave, pero si el causante de una serie de repentinos e inexplicables cambios en sus hábitos intestinales, que siempre sería aconsejable consultar con su médico. Entre las causas más comunes del estreñimiento encontramos el hipotiroidismo, lo que provoca la desaceleración del metabolismo y de la motilidad intestinal, enfermedades neurológicas como la de Parkinson, puede causar este trastorno debido a la alteración nerviosa.

El estreñimiento es el resultado de malos hábitos, especialmente la nutrición inadecuada, la falta de actividad física, así como el uso (y abuso) de ciertos medicamentos (antidepresivos, ansiolíticos y analgésicos, en particular), en estados de alteración psicológica (depresión y ansiedad) y el estrés prolongado.

En todos estos casos es posible revertir estos síntomas con seguir una dieta saludable y remedios naturales, así podrá evitar el uso de laxantes: que de hecho, sería apropiado utilizarlo sólo en situaciones extremas y lo menos posible.

Estreñimiento: los síntomas más comunes
.
Los principales síntomas del estreñimiento son: dolor de estómago, dolor de espalda, pesadez, la hinchazón, flatulencia, malestar general y desagradable sensación de plenitud excesiva. Los dolores de cabeza, náuseas, pérdida de apetito, indigestión y mal aliento acompañado por la presencia de una capa blanca en la lengua, pueden ser síntomas de estreñimiento.

Si estos síntomas se prolongan también puede conducir a la aparición de hemorroides y fisuras anales, resultado del esfuerzo que implica la evacuación. Otras consecuencias del estreñimiento pueden ser: la intoxicación del hígado, en particular en las mujeres, más constitucionalmente predispuestas a los episodios recurrentes de cistitis. En última instancia, los síntomas comúnmente asociados con el estreñimiento, están estrechamente relacionados con la falta de expulsar las toxinas, lo cual es posible únicamente cuando las funciones intestinales logren regularizarse.

Estreñimiento: remedios naturales

El estreñimiento es una condición que responde muy bien a los remedios naturales a base de hierbas. Entre los remedios que se pueden utilizar para tratar este tipo de patología encontramos:

• Glicerina: (los llamados “supositorios”). Su uso es rectal, estimula los movimientos intestinales y suaviza la materia fecal para que sea más fácil su expulsión.

• Aceite de oliva: Es el mejor lubricante que existe.

• Enemas rectales: que son útiles en caso de “tope fecal”: Se mezcla agua y aceite y se insertada directamente en el recto suavizado las heces y estimulando la evacuación.

• Masajes abdominales: Se durante al menos 5 minutos causando una leve presión sobre el vientre para estimular la defecación. No se recomienda a las mujeres embarazadas para realizar este tipo masaje: estreñimiento, en estos casos, deben ser tratados de una manera apropiada y bajo supervisión médica.

• Beber un vaso de agua tibia: en la mañana, apenas se despierte, estrictamente en ayunas es excelente para prevenir los episodios de estreñimiento.

La homeopatía y la medicina herbal utiliza muchas hierbas y extractos para ser consumidos en forma de infusiones, que ayudan considerablemente en este tipo de sintomatología, a continuación les mencionamos algunas de ellas:

• Malva, tamarindo, semillas de lino y todas las plantas que contienen mucílagos: esta sustancia ayuda a reducir la inflamación en el intestino.

• Fresa, aloe y ruibarbo: Todas las plantas actúan directamente en alentar el peristaltismo y la posterior expulsión de la materia fecal.

Estos remedios naturales son recomendados para las embarazadas ya que pueden favorecer las contracciones del útero. En cualquier caso, antes de usar estos métodos, siempre debe consultar a su médico, él único capaz de elegir la mejor opción y le informará sobre los posibles efectos secundarios.

Estreñimiento: nutrición y consejos para una prevención sana

Ya hemos dejado en claro que a menudo este problema es causado por los malos hábitos alimenticios y estilo de vida en general muy justo (poca o ninguna actividad física, el estrés, el tabaquismo, el alcohol, etc.): Corregir los hábitos y estilos de vida se ofrecen el primer paso importante para evitar el estreñimiento.

En preferencia adopte una dieta rica en frutas, verduras, cereales y alimentos integrales, evitar elaborar platos con mucha grasa, condimentos y azúcares, alimentos refinados y harina blanca. Entre las verduras que recordamos a comer con frecuencia espárragos, coliflor, espinacas y judías verdes, así como las coles de Bruselas, zanahorias, brócoli y puerros. También hay excelentes verduras que se deben comer en guisos y sopas, por ser ricos en fibra. No olvide el Yogurt es fuente de bacterias del ácido láctico y probióticos.

En el caso de un ataque de estreñimiento, tratar de resolver la situación mediante el consumo de manzanas cocidas, el kiwi y las ciruelas pasas. Evitar el tabaco y el alcohol, beber al menos un litro y medio de agua al día, un hábito saludable que, entre otras cosas, ayuda al tránsito intestinal y ablanda las heces; para facilitar la digestión comer despacio y masticar lentamente; la actividad física no debe de faltar, tratar de caminar media hora al día, tomar las escaleras y pasar a pie tanto como le sea posible.