Share Button

Este término Vis medicatrix naturae o el poder curativo de la naturaleza, acuñado ya por la escuela hipocrática en el siglo V a. C., alude a la fuerza que estimula el cuerpo para su auto reparación. Este concepto constituye la base fundamental del pensamiento vitalista.

Vis medicatrix

Leer Más »

Share Button

Cómo dos ingredientes básicos de la cocina, como lo son el ajo y la miel se pueden combinar y utilizar como una alternativa para tratar diversas enfermedades y prevenir otras.

Ajo y miel

Leer Más »

Share Button

La medicina naturista concibe el ser humano como una unidad en la cual el cuerpo físico es una parte más junto con la mente y el espíritu. La parcialización del ser humano que comporta la visión cartesiano-científica de la medicina ortodoxa impide en muchas ocasiones observar la totalidad del problema de salud y abarcarlo completamente tanto en su vertiente diagnóstica como en la terapéutica.

Medicina naturista

Leer Más »

Share Button

Actualmente existen diferentes opiniones sobre el tema de comer ajo en ayunas. A menudo se puede oír a la gente decir que es una receta casera de la abuela y que tiene muy poco efecto. Sin embargo, es realmente muy eficaz para prevenir y curar diversas enfermedades.

Ajo en ayunas

Leer Más »

Share Button

El aceite de onagra, o de prímula (flor de la que procede) contiene una importante cantidad de ácidos grasos esenciales que nuestro organismo necesita pero no puede producir.

Aceite de Onagra

Leer Más »

Share Button

No es la primera vez que se escucha hablar del uso de las plantas medicinales tradicionales en el tratamiento de distintas enfermedades. El empleo de plantas con esos fines, data de la Antigüedad Clásica. En este continente, destaca la cultura Maya por su aplicación. Planta medicinal

El concepto que engloba la aplicación de las plantas medicinales es la Etnofarmacología y es de reciente data. Una de las mejores definiciones la dió Schultes en 1991, definiéndola así: “La observación, identificación, descripción e investigación experimental de los efectos de las drogas utilizadas en la medicina tradicional”. Inicialmente, la etnofarmacología se utilizó en el ámbito de las drogas psicoactivas, pero posteriormente se centró más en la terapia de enfermedades.

Esta disciplina ha cobrado tanta importancia, que en algunas universidades se cursa una materia con ese nombre. Esta ciencia deriva de la interacción con varias disciplinas como la Botánica, la Antropología, la Química, la Farmacología. De hecho, las compañías farmacéuticas se han venido interesando en el uso de plantas con fines medicinales, ya que tienen la tecnología que les permite separar los constituyentes de ellas con valor terapéutico.

Las plantas medicinales se cuentan por miles. Podemos citar ejemplos con fines curativos, tales como el jengibre, la pimienta, el clavo, la albahaca, la hierbabuena. En Venezuela, en la Facultad de Farmacia de la Universidad Central de Venezuela, se vienen realizando estudios experimentales en ratones, con la planta Cnidoscolus chayamansa, también conocida como Chaya, y se ha demostrado su efecto beneficioso sobre el control del dolor y en los procesos de cicatrización de las heridas. Asimismo, también se viene estudiando el posible efecto curativo de la guanábana sobre el cáncer.

En el 5º Coloquio Europeo de Etnofarmacología, se dijo con gran propiedad lo siguiente: Pensar que la ciencia es un producto social y cultural singular, propio de la cultura occidental, es un grave error. Hay que empezar a asumir sin reservas la presencia en todas las sociedades, de cualquier época y lugar, de conocimientos y prácticas relativas a la salud y a la enfermedad. Tanto en el pasado, como en el presente, se produce un traspaso de información que puede llegar a ser beneficioso para todos. Finalmente, creo que lo que se dijo en ese simposio es muy cierto, pero hago una consideración final: probablemente los curanderos de aquellas épocas, mas no algunos charlatanes de la actual, eran verdaderamente unos etnomédicos.