Share Button

¿Está constantemente preocupado, porque “¿Qué puede comer?” ¡Es hora de dejar de preocuparse! Vivir con diabetes no tiene por qué significar que debe privarse de muchas delicateses. Vamos a ayudarle a que aprenda como equilibrar sus comidas y hacer la elección correcta de alimentos que debe ingerir. Una vez que tenga establecida su dieta, puede relajarse y darse permiso para sumergirse en el disfrute de una amplia variedad de deliciosas comidas y aperitivos.

healthy breakfast foods

Leer Más »

Share Button

La diabetes es un trastorno metabólico crónico, que afecta la capacidad del organismo para utilizar la energía que se obtiene de los alimentos. Esta principal fuente de energía proviene de un azúcar llamado glucosa, obtenida cuando los alimentos son procesados por el organismo. La glucosa que se produce es liberada en la sangre y penetra en las células del cuerpo, para ser utilizada como combustible.

Diabetes

Este proceso de incorporación de glucosa dentro de las células no es sencillo, requiere de una hormona llamada insulina, que hace el trabajo de facilitar la entrada de ese azúcar. La insulina se fabrica en el páncreas. En función de las necesidades del organismo, la insulina aumenta o disminuye durante el día. En personas que sufren de diabetes, la insulina no es producida en suficiente cantidad, o el organismo no la utiliza de la forma correcta.

Tipos de diabetes

Existen varios tipos de diabetes: la diabetes tipo 1, la diabetes tipo 2, la diabetes de la gestación y la producida por otras causas.

Diabetes tipo 1. Llamada también diabetes dependiente de insulina. Es una condición autoinmune, es decir, que los anticuerpos del organismo atacan a sus propias células, destruyéndolas, en este caso, al páncreas. Puede haber una predisposición hereditaria a adquirirla. En esta diabetes, el páncreas es incapaz de producir insulina y la glucosa se acumula de manera excesiva en la sangre, causando lo que se conoce como hiperglucemia o hiperglicemia. Con el tiempo, la glucosa se acumula en los vasos sanguíneos de los riñones, nervios y ojos, dañando esos órganos. También puede producir complicaciones cardiacas y cerebrovasculares.

Diabetes tipo 2

Es el tipo de diabetes más frecuente. Se le solía llamar diabetes de comienzo adulto, pero hoy en día se diagnostica mucho en niños obesos y con sobrepeso. Se caracteriza por ser una diabetes no dependiente de insulina. Esto significa que el páncreas produce insulina en forma normal o excesiva, pero hay una resistencia del organismo a la acción de ella, por lo que también se le conoce como diabetes resistente a la insulina. Es más suave que la del tipo 1, pero también puede producir serias complicaciones en la salud, similares a las del tipo 1.

Diabetes de la gestación

Esta afección a veces se presenta en el embarazo y usualmente desaparece después de terminado el mismo. Muchas mujeres que han sufrido de esta patología, dan a luz hijos con un gran peso corporal (lo que se conoce por fetopatía diabética).

Las otras causas de diabetes surgen de la ingestión de ciertos medicamentos, por trastornos hormonales o por problemas genéticos.

¿Cuáles son los síntomas de la diabetes?

  • Orinar en exceso.
  • Tener sed excesiva.
  • Comer en exceso.
  • Pérdida de peso.
  • Náusea.
  • Visión borrosa.

¿La diabetes tiene curación?

Realmente, no se ha encontrado una cura para esta enfermedad, aunque se sigue investigando al respecto. La diabetes tipo 1 se trata con insulina y dieta. La de tipo 2 se controla con manejo de peso, nutrición y ejercicio. Lamentablemente, este tipo de diabetes tiende a progresar y, a la larga, habrá que medicar al paciente con insulina.

¿Cuál es la conducta a seguir en la diabetes tipo 1?

Se imponen cambios significativos en el estilo de vida que incluyen:

  • Ejercicio diario.
  • Cuidadosa planificación de la alimentación.
  • Administración de insulina.
  • Exámenes frecuentes de los niveles de glucosa en sangre.