Share Button

El conocimiento de los daños que se le causa a los tobillos, las piernas y la espalda, es suficiente para disuadir a la mayoría de las mujeres que usan constantemente zapatos de tacones altos (hasta de 4 pulgadas, suelen usarlos).

Zapatos de tacones

Incluso aún cuando después de una hora de uso comienzan a sentir los efectos. Leer Más »

Share Button

Para su sencilla compresión, la columna vertebral es una estructura compuesta por huesos y cartílagos. Los huesos que la forman se llaman vértebras. Entre vértebra y vértebra, se encuentran los llamados discos intervertebrales. En el centro de las vértebras hay huecos que hacen como una especie de espacio por donde pasa la médula espinal, estructura de vital importancia en la conducción nerviosa. Una de las funciones de la columna vertebral, es la de proporcionar estabilidad, flexibilidad y amortiguación contra los impactos sobre el cuerpo.

esqueleto

En ocasiones, un perro puede de repente tener dificultad para mover las miembros anteriores o  posteriores (patas) o inclusive, pueden paralizarse. Aunque otras enfermedades pueden producir estos trastornos, también pudiéramos estar ante un caso de hernia del disco o hernia discal, que es una enfermedad degenerativa que se produce cuando una parte del disco intervertebral, llamada núcleo pulposo, se sale y produce compresión de la médula espinal y de los nervios que salen de ella. Puede ocurrir en perros a cualquier edad. La hernia discal se puede producir en cualquier parte de la columna vertebral, como el cuello, la región dorsal, la sacra, la lumbar. La hernia discal también puede ser causada por un traumatismo.

Signos de una hernia discal

Los signos visibles de una hernia discal son los siguientes:

  • Dolor.
  • Falta de coordinación durante el movimiento.
  • El perro arrastra los miembros anteriores o posteriores (dependiendo de la localización de la hernia).
  • Parálisis de los miembros anteriores, posteriores o de los cuatro.
  • Problemas con la defecación.
  • Problemas con la micción (no en todos los casos).

Hasta ahora, el tratamiento que ha dado mejores resultados en este tipo de afección, es el quirúrgico, que consiste en remover el material que comprime la médula espinal. Se recomienda que se tomen  ciertas medidas, como aquellas la reducción del peso, para evitar una sobrecarga sobre la columna, ejercitar al animal con ejercicios de bajo impacto, evitar los saltos, castrar a ciertas razas de animales donde se ha demostrado que este tipo de hernia es hereditaria.