Share Button

La ira, la decepción y resentimiento no se pueden borrar. Pero pueden ser evadidas. Las emociones son una parte vital de nuestra vida cotidiana. Si usted está teniendo un rato de alegría al recibir un mensaje de texto o un sentimiento de frustración en el tráfico de la hora pico, esos altibajos que experimenta pueden afectar significativamente su bienestar.

Emociones

Leer Más »

Share Button

En artículos anteriores, se habló acerca de lo que significa el término estrés, los factores que lo producen y las señales que nos advierten acerca de su existencia. En el artículo de hoy, analizaremos las respuestas que se van a desencadenar en el organismo, ante una situación de estrés agudo.estrés 2

Leer Más »

Share Button

En el artículo anterior, nos referimos a la situación de estrés agudo y decíamos que el organismo pone en marcha rápidamente mecanismos para enfrentar con prontitud, la situación de alarma. Hoy trataremos la condición de estrés crónico. Como su nombre lo indica, este estado de tensión se caracteriza por su permanencia en el tiempo. Esto puede repercutir seriamente en la salud tanto física como mental. en este tipo de estrés, el individuo pierde la capacidad de autoregulación. Al igual que en el estrés agudo, en el estrés crónico también se produce un estado de alerta, pero que se caracteriza por ser permanente.estrés 3

Leer Más »

Share Button

A veces es difícil abordar a una persona apreciada que ha perdido a un ser querido. Nos inhibimos de decirle algo, porque no sabemos cómo lo va a tomar, independientemente de nuestras buenas intenciones. Sin embargo, es un deber actuar y no quedarse callado, simplemente porque esa persona necesita ayuda y es importante para nosotros. Considero que ponerse en el lugar de ella es la clave, es eso que denominan empatía.duelo

La muerte de alguien es una experiencia traumática, difícil y la idea es ayudar a esa persona a hacer más llevadero su dolor. Una situación como ésta, conduce a la depresión, a la negación. Evidentemente, a pesar de que nuestras intenciones son las mejores, a veces no contribuimos a mitigar el dolor que tiene el ser querido, simplemente porque no somos empáticos.

Expertos en la materia afirman que hay un conjunto de expresiones que no deben decirse a quien está sometido a un dolor de esa naturaleza. Ejemplos de éstas expresiones serían los siguientes:

  • “Él está mejor en el lugar donde se encuentra ahora
  • Al fin descansó.
  • “Encontrarás a otra persona.”
  • “Todavía tienes otros hijos.”

Es preferible reemplazar esas expresiones por otras que hagan sentir a esa persona que uno se identifica plenamente con su dolor, que esa persona es irreemplazable. Lógicamente, no todas las personas saben cómo abordar un tema como éste. La experta Candela Duato, da unas recomendaciones para ayudar al doliente. Ella aconseja que se usen expresiones como las siguientes:

  1. “Lo debes estar extrañando mucho.”
  2. “Parece que hoy ha sido un día difícil para ti. ¿Qué te parece si te llevo algo de comer más tarde?”
  3. “Estaré aquí para ti todo el tiempo que necesites.”
  4. “Siento mucho tu pérdida.”
  5. “¿Cómo sobrellevan esto los niños?”
  6. “Yo sé lo especial que era esa persona para ti y lo mucho que la amabas.”

¿Cómo podemos ayudar a mitigar un dolor de esa naturaleza?

En realidad, no existe una varita mágica que haga desaparecer ese inmenso dolor. Algunas recomendaciones son las siguientes:

  • Reconocer las experiencias de dolor. Si la doliente lo desea, se le puede pedir que comparta su recuerdo o se le pueden hacer preguntas acerca del difunto.
  • Reconoce que tanto la aceptación como la negación son respuestas naturales.
  • Reconocimiento de la ira como una forma de lidiar con el dolor. La ira es una reacción natural, es parte de la negación por la pérdida del ser querido. Hazle saber que estás consciente de todo lo que está pasando.
  • Observar las señales de depresión. La depresión también es una respuesta esperada al duelo, pero lo importante es que no persista en el tiempo, en cuyo caso, habrá que recurrir a la ayuda especializada.
  • Ayuda a la persona a completar las tareas para afrontar el duelo. Hay tareas particulares que las personas necesitan completar para terminar de aceptar que ese ser querido ya no estará más con ella. Una forma sería la de ayudar a esa persona a recordar a su ser amado con cosas que a él le hubiera gustado hacer, como plantar un árbol, hacer obras de caridad, etc.

Por último, el apoyo y comprensión de la familia y de las amistades más cercanas, serán determinantes para que la persona en duelo retome su vida habitual.

 

Share Button

Si consultamos en los diccionarios especializados acerca de la palabra depresión, encontramos que se utilizan términos como perturbación, forma de dolor, cambio en el estado de ánimo, entre otras. Realmente, estas palabras encajan bien en la definición, ya que la depresión configura un trastorno mental grave de naturaleza afectiva, caracterizado por una profunda tristeza, en el que la persona deprimida manifiesta síntomas de naturaleza psíquica y somática.depresiónSi nos remontamos a la historia, vemos que los griegos describieron los estados de tristeza, que denominaron melancolía, el cual se caracterizaba por una aversión hacia los alimentos, falta de movilidad, insomnio, irritabilidad y desesperanza. Esos estados se corresponden con la definición. 

De acuerdo con las cifras proporcionadas por la Organización Mundial de la Salud, la depresión afecta a unos 350 millones de personas en el mundo. La depresión es distinta de las variaciones habituales del estado de ánimo y de las respuestas emocionales breves a los problemas de la vida cotidiana.

Causas que producen depresión

La depresión puede obedecer a causas distintas, pero una de las principales está asociada a la pérdida, como por ejemplo, la muerte de algún ser querido, el divorcio, una enfermedad terminal, problemas laborales, problemas familiares, estrés.

Síntomas

Hay síntomas reveladores de un estado de depresión, pero solamente se mencionarán algunos como:

  • Tristeza.
  • Alteraciones del humor.
  • Desesperanza.
  • Baja autoestima.
  • Falta de interés por las actividades cotidianas.
  • Pensamientos negativos.
  • Accesos de llanto.

Tratamiento de la depresión

El tratamiento variará en función del tipo de depresión que presente el paciente. Afortunadamente, hoy en día se cuenta con profesionales muy capacitados en la materia. Entre las alternativas terapéuticas disponibles, se encuentran los fármacos antidrepesivos, la ayuda psico-social, la terapia de la conducta. Finalmente, hay que dejar bien claro que la  tristeza es un sentimiento normal. Con esto quiero significar que si una persona ha estado triste por un breve período de tiempo, debido a una determinada circunstancia, no se le debe etiquetar como deprimida. Por otra parte, cuando la tristeza se convierte en algo crónico, sí se habla de estado depresivo.

Share Button

Algunos lo llaman “el mal del siglo”: el estrés es el resultado de un período de la historia en la que todo es demasiado rápido, frenético, acelerado y es un problema cada vez más común, especialmente en el mundo occidental. Pueden originarse en el lugar de trabajo, como en situaciones familiares o de la vida diaria. En este proceso influyen muchos factores tanto psicológicos como biológicos: ejemplo de ello son los cambios importantes en el estilo de vida, circunstancias ajenas a su voluntad, un dolor severo, un estilo de vida demasiado rápido y lleno de tareas exigentes, una dieta desequilibrada y sobre todo la falta de descanso.

Persona estresada

Los efectos del estrés se manifiestan de manera diferente en cada persona. Pero en su generalidad se presentan por tensión muscular, taquicardia, dolor de cabeza, malestar estomacal, fatiga, apatía, insomnio, asma, dificultad para recordar y mantener la concentración, disminución del rendimiento en el estudio y el trabajo intelectual. Cuando se prolonga el período de estrés, el resultado es una sensación de falta de vitalidad e incluso depresión.

El estrés no siempre es malo! El cuerpo implementa formas de “estrés positivo” como un mecanismos de defensa contra las necesidades impuestas por el estadado anímico. Para mejorar la capacidad de resistencia a los ritmos de vida acelerados y a los cambios extenuantes tanto física como mentales, el cuerpo produce modificaciones biológicas, hormonales e inmunológicas autonómicamente, a través de tres tipos de respuestas:

1. Alarma: En el cuerpo se activa la alarma el ritmo cardíaco se acelera, la presión arterial se eleva, el torrente sanguíneo trabaja con mayor rapidez, etc.

2. Resistencia: mayor atención y vigilancia.

3. Recuperación: reequilibrio y el retorno a un estado de normalidad.

Estas respuestas son valiosas porque nos ayudan a desarrollar estrategias para escapar del peligro. La cantidad de tensión que puede ser tolerada varía de persona a persona. Cuando se queda demasiado tiempo en la segunda fase, el estrés se convierte en una situación muy delicada y sino se encuentra un equilibrio o una alarma de estado puede llegar a ser crónico y dar lugar a diversos problemas:

• problemas psicológicos (ansiedad, inseguridad, etc.);
• reducción del bienestar general:
• enfermedades real (el más frecuente úlceras, estreñimiento, herpes, acné, dermatitis y arritmias, especialmente en la vejez, el estrés puede ser la causa de ataques al corazón).

Consejos para manejar el estrés

El estrés fácilmente se puede afianzar pero también es bastante simple manténerlo alejado. Estos son algunos consejos que le ayudaran a evitar que el estrés diario se acumule:

1. ¿Como evitar que el estrés diario se acumule?
Descansos durante el día, permítase preciosos momentos de relax durante el día: esto le permitirá disfrutar de una relajación mental y física, simplemente cerrando los ojos y respirando profundamente durante unos minutos pueden reducir la tensión y el estrés, gracias al superávit de oxígeno.

2. Evite las redes móviles y sociales
Son adictivos, preferiblemente durante el descanso, apague el teléfono y el ordenador así no tendrá que responder a mails, llamadas, mensajes y el chat ya que todas son fuentes de estrés.

3. Ejercicio a diario
un simple paseo al aire libre, puede reducir notoriamente la tensión, promueve el sueño, borra los pensamientos y ayuda a la endorfina (que a su vez disminuye la producción de hormonas que promueven el estrés);

4. La dieta sana y equilibrada
No solo basta prestar atención a lo que come, sino cómo se come: comer lentamente, disfrutando de la comida y dejando a un lado los problemas del trabajo; Y si se quiere comer es en un ejercicio de meditación, se centra en el sabor, la sensación en la boca y el cerebro.

5. Dormir al menos 6-8 horas por noche
La buena música, es sin duda lo mejor para el estrés: se desacelera el ritmo cardíaco, se disminuye la presión arterial e incluso la cantidad de hormonas que generan el estrés.

¿Qué hacer cuando el estrés ya ha causado la ansiedad?

Cuando los problemas, preocupaciones, compromisos son demasiados y el estrés ya han causado la ansiedad, es útil:

• compartir sus preocupaciones y sus temores con los demás, muchos se muestran rehaceos a confiar en otros sus angustias, al drenar los pensamientos se puede reducir la producción de cortisol que es la hormona causante del estrés.
• Se enfrenta a un problema a la vez de lo contrario el pánico y la ansiedad aumento irían en amento.
• Ayudar a su cuerpo con sustancias naturales que puedan liberar la tensión, restaurar la energía y mejorar el estado de ánimo.
• Si realmente siente que todas estas acciones antes descritas no han surtido efecto, no pierdas el tiempo y busque la ayuda de un especialista.

Share Button

La ansiedad es uno de los trastornos neurológicos más comunes, pero también es complejo de entender. En pocas palabras, la ansiedad es una percepción del futuro, sobre todo cuando tenemos cerca un evento relevante. Hasta ese instante podríamos decir que todo es normal. Deja de serlo cuando las reacciones significativamente se escapan de proporción.

Capsulas de Omega 3

Con el transcurrir de los años, una serie de términos específicos, como el trastorno de ansiedad generalizada, trastorno de pánico, fobia, ansiedad de trastorno social, trastorno obsesivo-compulsivo o el trastorno postraumático, han surgido en un intento de clasificar mejor la ansiedad. Independientemente de la manera que usted la describa, debemos coincidir que es un gran problema donde casi el 20% de las personas sufren de ella y está catalogada como el mayor trastorno neurológico de los últimos tiempos.

El cerebro es increíblemente sensible a la inflamación, no del tipo pueda sentirse por el contrario es totalmente imperceptible al dolor, y se denomina inflamación celular y lo que hace que este tipo de inflamación sea tan perturbadora es que causa una ruptura en la señalización entre células.

Lo que provoca la inflamación celular es un aumento en los ácidos grasos de omega-6, llamados ácido araquidónico (AA). Originando un amento de las hormonas conocidas como eicosanoides. Es por ello que recomiendan el uso de antiinflamatorios tales como la aspirina, la COX-2 y corticosteroides, que tienen como un único fin minimizar la formación de estos eicosanoides inflamatorios. Estos fármacos, sin embargo, no pueden cruzar la barrera sangre-cerebro que aísla el cerebro a partir de una gran cantidad de materiales nocivos en el torrente sanguíneo.

Así que cuando el cerebro se inflama, su única protección es un nivel adecuado de ácidos grasos antiinflamatorios llamados omega-3. Pero, ¿qué sucede cuando los niveles de ácidos grasos omega-3 son bajos en el cerebro? Como respuesta tenemos que se incrementa la neuro-inflamación y la alteración continua de la señalización entre los nervios.

Existen dos ácidos grasos omega-3 en el cerebro. El primero se llama ácido docosahexaenoico o DHA. Esto es principalmente un componente estructural para el cerebro. El otro se llama ácido eicosapentaenoico o EPA. Este es el ácido graso primario anti-inflamatoria de omega-3 para el cerebro. Así que si los niveles de EPA son bajos en la sangre, igualmente van a baja en el cerebro. Para complicar aún más el tema, el tiempo de vida del EPA en el cerebro es muy limitado. Esto significa que usted tiene que tener un suministro constante en el torrente sanguíneo para mantener neuro-inflamación bajo control.

Se conoce a partir de trabajos con pacientes deprimidos uní-bi-polares y polares, que altas dosis de aceite de pescado rico en EPA tiene beneficios notables. Pero otro lado, incluir en su dieta aceites ricos en DHA no tienen prácticamente ningún efecto.

La ansiedad tiene un papel significativo en la depresión, la pregunta obvia es saber si los altos niveles de EPA pueden reducir la ansiedad? La respuesta parece ser que sí, según un estudio realizado en el 2012 utilizando los toxicómanos, se obtuvo que el aumento de la ansiedad es una de las razones principales por la cual se abusa de sustancias y los alcohólicos tienden a recaer.

Cuando a estos pacientes se les administró una dosis alta de EPA (mayor que 2 gramos de EPA por día), hubo una reducción significativa en la ansiedad en comparación con los que recibieron un placebo. Más importante aún, fue el hecho de que el grado de reducción de la ansiedad fue altamente correlacionado con la disminución de la proporción de AA a EPA en la sangre.

En otros estudios con individuos normales sin depresión clínica o ansiedad, demostraron que el aumento de la ingesta de EPA mejoró su capacidad para manejar el estrés y genera mejoras significativas en el humor.
Simplemente no hay manera fácil de salir de este problema, pero si ha quedado demostrado en todos los estudios realizados que el consumo de alimentos ricos en Omega 3 pueden ayudar a lidiar con la inflamación celular. Los seres humanos por naturaleza somos hipersensibles al cambio, pero para disminuir los efectos de los trastornos de ansiedad, tenemos que iniciar por actos sencillos como la alimentación, practicar la relajación, etc. Caso contrario significaría que probablemente el Valium y otros medicamentos contra la ansiedad están aquí para quedarse.

Share Button

En muchas ocasiones y por diferentes razones, manifestamos nuestras inquietudes, quejándonos y diciendo cosas como: ¡estoy estresado!, ¡ya no aguanto más!AlarmaAhora bien, ¿realmente sabemos lo que significa el estrés? En términos generales, el estrés no es más que un estado de desequilibrio orgánico causado por una situación de alarma. Esos factores que producen ese estado se denominan alarmógenos o estresantes. Cuando se lee acerca de los primeros estudios relacionados con el estrés vinculados a situaciones de peligro inminente, se mencionan palabras como pelea o huye, o como decimos por estas latitudes: o corres o te encaramas. Ciertamente, esas son reacciones que se producen en el organismo, que intentan responder al estado de desequilibrio causado por el estrés.

No es raro oír decir (aunque sin saberlo con precisión) expresiones como: tengo la adrenalina subida, tengo acelerado el corazón, estoy sudando a mares, y muchas otras. Esas expresiones obedecen a una lógica porque si por ejemplo, se produce una confrontación física, vamos a ser evaluados con un examen decisivo para obtener un título, si sufrimos un accidente, el organismo se pone en alerta máxima y desencadena reacciones liberando una serie de sustancias hormonales como la adrenalina y el cortisol, que actúan provocando un aumento de la frecuencia con la que el corazón se contrae y late.

El estrés puede ser visto como una fuerza positiva o negativa. Si por ejemplo, la reacción al estrés se produce como consecuencia de un accidente, o el peligro inminente de ser robado, entonces se habla de una reacción negativa. Por  otra parte, si nos estamos preparando para una competencia deportiva, para la graduación de un hijo, entonces la fuerza será positiva. Las reacciones negativas pueden afectar la salud.

Causas del estrés

El estrés puede ser desencadenado por diversas causas. Podemos mencionar algunas de ellas como: enfermedades, problemas económicos, emocionales, laborales, situaciones de divorcio, la vida moderna, entre otras.

¿Cómo lidiar con el estrés?

  1. Socializar más con las amistades.

2.  Ingerir una dieta saludable que no contenga sustancias como                     cafeína, que es muy estimulante del sistema nervioso, reducir la                 ingestión alcohólica, el exceso de azúcares.

3. Realizar actividades físicas como ejercicios aeróbicos, natación.                yoga, baile.

4. Recibir ayuda especializada.

5. Dormir lo suficiente.

Finalmente, es necesario llamar la atención, en el sentido de que el mal manejo del estrés, definitivamente va a producir un impacto desfavorable en la calidad de vida del individuo.

 

Share Button

La ansiedad social es el miedo de situaciones sociales y la interacción con otras personas que pueden traer automáticamente en sentimientos de auto-conciencia, el juicio, la evaluación y escrutinio. Dicho de otra manera, la ansiedad social es el miedo y la ansiedad de ser juzgado y evaluado negativamente por otras personas, dando lugar a sentimientos de insuficiencia, la vergüenza, la humillación y la depresión.

Ansiedad Social

EL Trastorno de ansiedad social (fobia social) es un problema mucho más común de lo que podemos pensar. Millones de personas alrededor mundo sufren de este problema devastador y traumático todos los días, ya sea desde una fobia social específica a una fobia social más generalizada. En los Estados Unidos, los estudios epidemiológicos han establecido recientemente que el trastorno de ansiedad social es la tercera crisis psicológica más grande del país.

Una fobia social específica sería el miedo a hablar delante de grupos, mientras que la fobia social generalizada indica que la persona está ansiosa, nerviosa e incómoda en casi todas las situaciones sociales.

Las personas con trastorno de ansiedad social suelen experimentar angustia emocional significativa en las siguientes situaciones:

• De ser introducido a otras personas
• Ser objeto de burlas o criticas
• Ser el centro de atención
• Se siente observado mientras realiza cualquier actividad.
• Conocer a gente con autoridad (“gente importante”)
• La mayoría de los encuentros sociales, son especialmente con desconocidos.
• Fobias a lugares muy concurridos.

Esta lista no es una lista completa de los síntomas – otros sentimientos pueden estar asociados con la ansiedad social. Las manifestaciones fisiológicas que acompañan a la ansiedad social pueden incluir miedo intenso, latidos acelerados del corazón, se pone roja o rubor, sudoración excesiva, sequedad de garganta y la boca, temblor, tragando con dificultad, y espasmos musculares. Constantemente, se siente ansiedad intensa que no desaparece, esta la característica más común.

Las personas con trastorno de ansiedad social saben que su ansiedad es. Por lo tanto, en las personas con ansiedad social, los pensamientos y sentimientos de ansiedad persisten y no muestran signos de irse a pesar de que las personas socialmente ansiosas “se enfrentan a sus miedos” todos los días de sus vidas. Sólo el tratamiento adecuado trabaja para ayudar a mermar todos estos síntomas.

La buena noticia es que la terapia cognitivo-conductual para la fobia social ha sido notablemente exitosa. Las personas que han tenido este problema de ansiedad por largos períodos de tiempo han florecido en las terapias. Después de la terapia cognitivo-conductual, las personas con este tipo de problemas han presentado un cambio notable en su estilo de vida.

Share Button

¿Se preocupa excesivamente por lo que es poco probable que suceda, o se sienten tenso y ansioso durante todo el día sin ninguna razón real? Todo el mundo se pone ansioso a veces, pero si sus preocupaciones y temores son tan constantes que interfieren con su capacidad para funcionar y relajarse, usted puede tener el trastorno de ansiedad generalizada (TAG). Drena su energía, interfiere con el sueño, y usa su cuerpo. Usted puede liberarse de esa preocupación crónica y aprender a calmar la mente ansiosa.

Ansiedad

El T.A.G (Trastorno de ansiedad generalizada) es un trastorno de ansiedad común que involucra la preocupación crónica, el nerviosismo y la tensión.

A diferencia de una fobia, donde el miedo está conectado a una cosa o situación específica, la angustia del TAG es difusa, un sentimiento general de temor o inquietud. Es menos intensa que un ataque de pánico, pero más duradero, haciendo su vida normal mucho mas difícil y la relajación imposible.

Si se da cuenta de que su ansiedad es más intensa que lo requerido por la situación, o cree que su preocupación lo protege de alguna manera, el resultado final es el mismo. No se puede apagar sus pensamientos ansiosos. Siguen corriendo a través de su cabeza, es una constante repetición.

¿Suena familiar?
• “No puedo dejar de pensar que parar… me está volviendo loco!”
• “Es tarde, tenía que estar aquí hace 20 minutos! Oh, Dios mío, debe de haber ocurrido un accidente! ”
• “No puedo dormir, me siento con miedo… y no sé por qué!”.

Pero la mayoría de las personas con TAG experimentan una combinación de varios de los siguientes síntomas emocionales, conductuales y físicos:

Síntomas emocionales del trastorno de ansiedad generalizada
• Preocupaciones constantes que se ejecutan a través de su cabeza
• Sentir que su ansiedad es incontrolable; no hay nada que puedas hacer para detener la preocupación.
• Pensamientos intrusivos sobre las cosas que le causan ansiedad; tratando de evitar pensar en ellos, pero no puede.
• Una incapacidad para tolerar la incertidumbre; necesita saber lo que va a suceder en el futuro
• Un sentimiento generalizado de temor o miedo.

Síntomas conductuales del trastorno de ansiedad generalizada
• Incapacidad para relajarse, disfrutar de momentos de tranquilidad, o sea por sí mismo
• Dificultad para concentrarse en las cosas
• Poner las cosas fuera porque se siente abrumado
Los síntomas físicos de trastorno de ansiedad generalizada
• Sentirse tenso; tener dolores musculares.
• Problemas para conciliar el sueño o permanecer dormido, porque tu mente no se cerrará
• Sentirse nervioso, o inquieto
• Problemas de estómago, náuseas, diarrea