Share Button

Los seres humanos estamos diseñados para experimentar una cantidad de emociones indescriptible, solemos pasar de un estado de ánimo a otro con mucha facilidad. Y eso no es malo siempre que cada uno sea transitorio.

Dos de los sentimientos más frecuentes que solemos experimentar en los últimos tiempos son la tristeza y la depresión. La primera (la tristeza) es un común denominador para muchos cuando las cosas no les resultan tal cual lo tenían en mente. La segunda (la depresión) es un sentimiento un poco más complicado y que sino se trata a tiempo puede desencadenar situaciones críticas con resultados nefastos.

VivirSinAnsiedad

El trastorno depresivo está considerado como una condición clínica que genera un compendio de sensaciones que incluyen tristeza, soledad, insomnio, hipersomnia, dificultad para concentrarse o tomar decisiones, sentimientos de culpa, vulnerabilidad e inutilidad, desesperación, negatividad, dolor físico, ataques de pánico y la perdida total o parcial (dependiendo el grado) del interés por las labores que comúnmente se disfrutan. Si usted comienza a notar todos estos cambios en su estado anímico es el momento de buscar la ayuda de un profesional.

Los síntomas como es lógico varían de una persona a otra, pero lo que si es una constante es que interfiere en todas las actividades diarias de las personas, también se tiene que este trastorno tiene la capacidad de acentuar condiciones de salud preexistentes como pueden ser: la artritis, el asma, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, la obesidad, entre otras. La complicaciones se presentan cuando el paciente se entrega a la tristeza, al decaimiento, la baja autoestima que le lleva a sentirse miserable. Lo peor es que si usted no la ataca a tiempo esto será como una bola de nieve que irá creciendo con el transcurrir del tiempo.

Hay varias causas posibles para la depresión, tales como traumas de la infancia, historial de enfermedades mentales en la familia, baja autoestima o ser autocrítico, adicciones (fármacos) eventos estresantes como separaciones sentimentales, pérdida de un ser querido, problemas económicos, accidentes graves (de toda índole). Y se origina precisamente porque todos estos eventos impactan desfavorablemente en su cerebro, alterando el sistema nervioso con lo cual se estimula las reacciones de miedo, ansiedad, estrés, paranoia y en el peor de los casos pensamientos suicidas. Otros factores que tampoco debemos descartar y que suelen crear un ambiente propicio para la depresión es por ejemplo, la estructura del cerebro (si el lóbulo frontal no funciona al cien por ciento), los trastorno por déficit de atención e hiperactividad y un historial de abuso de drogas y alcohol.

Para realizar el diagnóstico su especialista deberá tomar en cuenta los resultado de las pruebas físicas y psicológicas que debe aplicarle, es crucial que dentro de la pruebas físicas el médico incluya exámenes de sangre puesto que la deficiencia de vitamina D y los problemas de la toroide también desencadenan los síntomas de la depresión.

Vivir con depresión no es nada fácil pero su especialista luego de determinar su grado le va a recetar una serie de fármacos que le permitirán reducir los síntomas. Además también acostumbran a prescribir terapias como la acupuntura, la de luz (exponer al paciente a dosis de luz blanca) y las charlas con un terapeuta.

Adicionalmente puede adicionar ciertos cambios en sus hábitos para agilizar el proceso curativo, como puede ser practicar rutinas de ejercicios, seguir un régimen alimenticio sano, leer un libro, escuchar música relájate, frecuentar grupos de ayuda donde comparta con otras personas que tienen la misma condición. Esta última actividad le mostrará que no está solo, que puede curarse y que no deje que el desespero se adueñe de su persona.

Si usted lo desea para que no dependa por completo de los fármacos (Ipramina, droga para tratar la depresión) que su medico evidentemente le va a indicar, puede optar por alternativas naturales como la Hierba San Juan, que tiene el mismo efecto terapéutico y con un mínimo de riesgos secundarios, adicionalmente tiene el tilo, la manzanilla y la lavanda para esos días en que se siente un poco alterado y requiere de un calmante accesible que encuentra en cualquier tienda naturista.

La depresión es una condición que puede ser temporal o una lucha a largo plazo, todo depende de cuanto se ayude a si mismo, los medicamentos no van a desaparecer los síntomas pero si tiene la combinación perfecta entre tratamientos, terapias y cambios en el estilo de vida, usted podrá lidiar con ella sin que afecte su día a día.

Hay formas de manejar la ansidedad?..."Vive Sin Ansiedad" es un método online con fines educativos para superar los trastornos de ansiedad generalizada. Este método es 100% natural y es apto para personas de todas las edades... Si quieres más información, haz click aquí!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Creampie