Share Button

Dientes blancos, brillantes y sanos es algo que cualquier persona desea tener. Y tan cierto es que por ejemplo los estadounidenses suelen gastar más de $ 1.4 mil millones de dólares al año en productos y tratamientos para blanquear sus dientes.

Vamos a ser sinceros yo también he gastado una fortuna para lograr cambiar la tonalidad de mis dientes (tratamientos de todo tipo), el trabajo ha sido rudo y actualmente mis dientes están tan sensibles que por el momento no soporto un tratamiento más.

MilagroDental300x50

Y a larga terminé buscando opciones más naturales que no solo me permitieran mantener el color blanco en los dientes, sino que me ayuda a reducir las molestias ocasionadas por los tratamientos dentales. Claro cuando se trabaja con alternativas naturales se debe tener mucha paciencia porque los resultados van apareciendo paulatinamente, pero al final se logra tener unos dientes blancos, sanos y brillantes.

Antes de comenzar con cualquier tratamiento lo primero que debemos manejar es la razón por la cual nuestros dientes se tornan de color amarillo. Hay varios factores que juegan un papel crucial, que van desde la genética, el tipo de comida y de bebidas que consume y sobre todo la higiene oral.

Un diente está compuesto por 4 tejidos y el esmalte, que es la cubierta blanca y fuerte que protege el diente, la dentina, que apoya el esmalte y es un material amarillo duro ubicado en los nervios, pulpa, que está en el centro del diente y contiene vasos sanguíneos y linfáticos, y el cemento, que cubre la raíz del diente. En este orden son el esmalte y la dentina quienes llevan toda la responsabilidad del color que tiene su dentadura. Ya que ciertos alimentos y bebidas inciden directamente sobre el esmalte, además influye el paso de los años, ese proceso indetenible e inevitable.

Con la premisa de que ya conocemos por qué nuestros dientes cambian de color y con el deseo de encontrar una alternativa que me permitiera reducir las molestias, me encaminé en la búsqueda de opciones naturales, existen muchas, pero en esta oportunidad le presentaremos tres con las cuales se puede iniciar efectivamente:

1. Bicarbonato de sodio y jugo de limón:
Hablar del Bicarbonato de sodio para blanquear ya no es una sorpresa para muchos y en este caso no es la excepción. Con sólo tomar una pequeña porción para cepillar sus dientes servirá para ir devolviéndole a sus dientes ese blancor característico, y es que el bicarbonato es un poco abrasivo y alcalino. Lo que le permite desmanchar la dentadura y balancear el Ph de su boca al mismo tiempo. Pero si a las bondades de este polvo maravillo le adicionamos una cucharadita de jugo de limón, usted tendrá en su cepillo un poderoso blanqueador que a vuelta de unos meses le dejará sus dientes relucientes.

2. Fresa, sal y bicarbonato de sodio:
Las fresas son ricas en vitamina C, que debilita la placa adherida a dientes y encías, provocando que sus piezas dentales se vean amarillentas. También poseen una enzima llamada ácido málico, que sirve para eliminar las manchas superficiales. La sal actúa como el componente abrasivo (debido a su textura) permitiendo suavizar y remover las manchas y el bicarbonato de sodio pues es una maravilla natural. Juntos forman una de las mejores alternativas para blanquear y fortificar sus dientes. Prepara la mezcla es sencillo: la pulpa de tres fresas, media cucharadita de sal y una de bicarbonato, mezclar bien con un poco de agua hasta lograr la textura de los dentífricos comerciales.

3. El aceite de coco:
Sé que esto suena absolutamente loco (incluso yo lo pensé la primera vez que leí sobre ello), pero enjuagarse la boca con aceite de coco (llamado ‘aceite tirando’) es un único y muy eficiente, porque elimina los residuos de bacterias que pueden permanecer en el tracto bucal, sino que también le ayuda a blanquear los dientes. ¿Y eso por qué? Sencillo se debe a que contiene ácido láurico, un elemento capaz de deshacerse de toda la placa, haciendo que su boca mantenga un aliento fresco y las encías muy sanas. Cada mañana luego del cepillado tome una cucharada de aceite de coco, y enjuague de costumbre, pero por lo menos trate de mantenerlo en su boca durante unos diez o quince minutos de la misma forma que pasa el enjugue convencional.

¿Quieres blanquear tus dientes de forma económica y natural con productos que no ponen en riesgo tu sensibilidad y desde la comodidad de tu hogar? Si quieres eliminar cualquier mancha y blanquear tus dientes en 10 días o menos revisa aquí el Milagro Dental

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *