Share Button

¿Quién no quiere tener el peso ideal? Todos sabemos que alcanzarlo es sinónimo de salud y bienestar. Pero no debemos perseguir esa meta sin tomar en cuenta que hay maneras saludables de hacerlo y otras que no nos convienen tanto.

La balanza puede llegar a ser tu mejor aliada porque ese dictamen que te revela cada vez que te subes a ella es no sólo un objetivo sino, además, un número que combinado con otras variables te va a confesar qué tan saludable estás y qué tan armónico está tu vínculo con los alimentos.

cocina metabolica inb

Existen miles de fórmulas para responder a la pregunta: ¿cuál es mi peso ideal? Pero en este caso solo es válida una única respuesta: “aquel que no sea un riesgo para tu salud”. Pero hagamos algo, para que seas tú misma el que se responda esa pregunta de una forma sincera y absolutamente realista te invito a que te hagas las siguientes preguntas: ¿Cómo me siento con mi ropa? ¿Qué tan sana me siento con mi peso? Y la mejor de todas ¿Qué me dice el espejo? Imagino que jamás te percataste de estas preguntas ¿verdad? Aparentemente son triviales y no solemos darle la importancia que requiere pero detrás de ellas existe una tremenda reflexión: ¿Qué estoy haciendo con mi vida?
Cuando asistimos a una consulta con un nutricionista ellos nos enseñan que no debemos hablar de un peso ideal sino más bien de un peso saludable, porque en ocasiones ocurre que relacionamos kilos con la estatura y pensamos que alguien que mide por ejemplo 1,60 puede pesar 60 kilos y sentirse satisfecha con su peso. Pero ¿Qué pasa cuando medimos su grasa? Entonces, más importante que los kilos es saber cuánta grasa tenemos, analizar esos kilos en relación con el porcentaje de grasa corporal y la distribución de la misma.

Sin duda, es determinante comenzar a cambiar esa idea de que la relación peso-estatura, kilos-centímetros, es lo que define un cuerpo saludable. Actualmente los especialistas prefieren detenerse a ver cuánta grasa tienes, cuánta deberías tener, además de realizar una serie de exámenes médicos (para revisar todos los valores, a fin de descartar cualquier deficiencia o condición médica) y con base a esa información, hacer los cálculos de masa corporal, diagnosticar y proponer un régimen alimenticio individual, absolutamente personal y de acuerdo con tu propia naturaleza.

Por eso, si quieres alcanzar un peso saludable es recomendable buscar la ayuda de un nutricionista que te diga en primer lugar cómo está tú salud y te dé algunas recomendaciones de base, como puede ser, adoptar la costumbre de ejercitarte, adicionar complejos vitamínicos en los casos de alguna deficiencia. Todo un plan de acción para que logres tú meta de mantenerte en óptimas condiciones. Otro punto es que si adviertes que estás aumentando de peso, es seguramente que algo no estás siguiendo a cabalidad, y seguramente más temprano que tarde la ropa te lo va a decir porque esa al igual que la balanza jamás miente.

Y una última recomendación es ésta época de preferencias verdes, es importante que todos los alimentos que consumas sean 100% naturales- porque fueron cultivados sin añadir sustancias químicas, sin intervenciones biológicas y sin causar ningún impacto adverso en el medio ambiente- se han convertido en una moda y un placer que nos proporciona salud a gran escala. Los llamados “alimentos perfectos” no sólo son más sanos, sino que sus sabores se mantienen vírgenes y auténticos. Comer es un gusto, pero si lo hacemos de la forma adecuada podemos disfrutar de una excelente salud y de darnos un gusto cada vez que ingerimos los deliciosos manjares que se pueden preparar con todo lo que nos provee la madre naturaleza.

Cocina Metabólica ha sido diseñada específicamente para quemar grasa de forma máxima y en vez de usar alimentos súper bajos en calorías que te dejan queriendo más, estamos usando los mejores alimentos quema grasa que aceleran enormemente tu ritmo metabólico, de forma que la quema de grasa progrese de forma más rápida además de que también comerás platos deliciosos y satisfactorios....revisa aquí Cocina Metabólica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *