Share Button

Adaptarse a la vida con una discapacidad puede ser una transición difícil. Todos tendemos a tomar nuestra salud por sentado, hasta que llega el momento en que se pierde. Y es en ese momento cuando por alguna eventualidad de la vida nuestra vitalidad se ve mermada por la pérdida de unos de los órganos corporales lo que nos lleva a enfrentamos a la realidad de que no somos tan invulnerables como lo creíamos. En este punto de conciencia se presenta otro problema que viene a incrementar los ya existentes: la negación, y la reacción más común es aferrarse a lo que se perdió.

La mayoría de nosotros esperamos vivir una vida larga y saludable. Así que cuando somos golpeados por una lesión o enfermedad incapacitante, es normal que se desencadenen una gran cantidad de emociones inquietantes y muchos temores. Las interrogantes que más comúnmente se originan es que si seremos capaces de volver a trabajar, encontrar o mantener una relación, o incluso volver a ser felices. Vivir con una discapacidad no es fácil por todas las limitantes que implica pero tampoco tiene que ser una tragedia. Millones de personas han recorrido este camino antes (El CDC estima que 1 de cada 5 personas es discapacitado) y encontraron la manera de sobrevivir, al igual que lograron prosperar. Nada nos impide que nosotros logremos lo mismo.

VivirSinAnsiedad

La aceptación de cualquier condición jamás será una tarea sencilla, pero admitirla no necesariamente implica que estemos tirando la toalla para vivir una vida sin expectativas. Por el contrario estamos avanzando, no permanecemos pegados al papel de víctima, más bien con este paso abrimos las puertas a los cambios y los nuevos objetivos.

Pero antes de llegar a ese punto de conciencia es importante que drenar los sentimientos represados por lo que se perdió, como un pequeño duelo. Hay que llorar, nunca reprimir los sentimientos, ¿Qué vamos a transitar por una montaña rusa de emociones (ira, tristeza, incertidumbre, etc.)? Por supuesto que sí, pero el tiempo será el encargado de minimizarlos y canalizarlos hacia la normalidad, no tenemos que fingir resignación y mucho menos poner cara feliz, es nuestro luto y debemos vivirlo, porque este paso es vital para nuestra salud. Lo que si no es negociable es la obligación que tenemos en seguir hacia adelante.

La incapacidad cambia radicalmente nuestras vidas, porque limita significativamente nuestra movilidad en cualquier ámbito. Pero tenemos un compromiso con nosotros mismos, la tarea primordial es rescatar la plenitud de nuestra existencia, en otras palabras reducir el impacto de la situación.

Para estos casos lo mejor es buscar ayuda y apoyo, es imperativo combatir esos sentimientos adversos que están llenando su corazón y cambiar el estado de ánimo. Un paso idóneo es fortalecer sus relaciones (familiares, laborales y amorosas). También es válido que se una a grupos donde comparta con otras personas que tengan la misma condición, esto sirve para que podamos aprender como otros el camino que les permitió seguir una vida de calidad a pesar de las contrariedades. Otra alternativa importante es buscar ayuda de un profesional el será su guía en este arduo sendero.

Una discapacidad no puede quitarnos nuestra identidad, tenemos un valor, un lugar en la sociedad. Porque dejarnos llevar por los sentimientos de vacío y desolación. En lugar se sentirnos inútiles hay que reinventarse buscar un significado y nuevos propósitos. Adaptarse a la situación para replantearse el norte. Continuar siendo útiles es vital para nuestro crecimiento, el voluntariado es una muy buena actividad recreativa que sienta un precedente en su salud mental. Cambiar sus pasatiempos, estudiar. La idea es no quedarse inactivos.

Como ya mencionamos afrontar que ya no volveremos a ser los mismos no es una tarea sencilla. Y va a requerir de mucha ayuda. Permitamos a otros acercarse porque la soledad en estos casos no es una alternativa viable. Adicionalmente cuando ya se sienta mejor es importante y sano que devuelva un poco de todo cuanto recibió. Un agradecimiento sincero reconforta el alma y nos permite crecer.

Hay formas de manejar la ansidedad?..."Vive Sin Ansiedad" es un método online con fines educativos para superar los trastornos de ansiedad generalizada. Este método es 100% natural y es apto para personas de todas las edades... Si quieres más información, haz click aquí!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *