Share Button

La primera vez que oí hablar de Jill Grunewald, quien es entrenador de la nutrición holística y fundador de Healthful Elementos, fue buscando contenido para mi blog. El tema del día era la enfermedad Hashimoto (una enfermedad autoinmune que causa que el cuerpo ataque a su propia tiroides).

El señor Grunewald, es una pieza clave para el tratamiento de la enfermedad debido a su especialización en el sistema endocrino y las hormonas – especialmente las funciones de la tiroides- lo mejor es que plantea una solución con terapias naturales y alimentos integrales.

adios-dolor-de-espalda

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad?
El Hashimoto es el hipotiroidismo autoinmune (baja función tiroidea) y se estima que el 90 por ciento de las personas que tienen la función tiroidea baja, de hecho, tiene Hashimoto. Tener la autoinmunidad tiroidea significa que hay anticuerpos en la sangre que están haciendo un “sabotaje” en la glándula tiroides. Si el hipotiroidismo se debe a Hashimoto o a la deficiencia de yodo (la causa del otro 10 por ciento de los casos de hipotiroidismo), los síntomas son: fatiga injustificada (incluso después de una noche de descanso completo), dificultad para perder peso, ganar peso sin cambios en la dieta o el ejercicio, pérdida del cabello, problemas para conseguir y mantener la temperatura, estreñimiento, depresión, confusión mental, retención de líquidos (edema), reflejos pobres en los tobillo, y piel seca. Una diferencia significativa entre Hashimoto e hipotiroidismo (deficiencia de yodo) es que en los casos de Hashimoto, algunas personas van y vienen entre el hipotiroidismo y la hipotiroidismo, es decir una tiroides hiperactiva.

¿Cómo se puede detectar?
Las pruebas de tiroides incluye una gama completa de análisis de laboratorio (análisis de sangre) o una prueba de BBT (temperatura basal del cuerpo), que consiste en tomar el primero que la temperatura basal del cuerpo en la mañana durante tres días, para determinar el promedio.

¿Qué procedimientos debemos seguir para mejorar la condición?
La primera opción que se toma luego de obtener el diagnóstico de cualquier enfermedad es la ingesta de fármacos para atacar radicalmente los síntomas. Pero para el especialista en nutrición holística su “alimentación” debe ser la primera línea de defensa. Con esto no se refiere a que se someta a una dieta radical. Cuando se tiene una tiroides hiperactiva o muy pasiva, uno de los padecimientos está asociado a los cambios de peso, y los pacientes en primera instancia se sumergen en dietas sin ninguna prescripción lo cual es contraproducente.

Lo ideal es que siga una dieta diseñada para tratar su condición ya que con fármacos no se puede tratar una enfermedad autoinmune que se desarrolla por facetas. Para tener éxito su alimentación debe estar basada en productos orgánicos, con la carga alimentaria equilibrada nada de alimentos procesados y mucho menos aquellos que contienen alguna clase de químicos. Otro factor a cuidar en mantener a raya la ansiedad y el estrés para evitar los picos que alteren las funciones de las glándulas tiroides.

¿Cuáles son los alimentos que se deben evitar? Todo depende del nivel de hipotiroidismo y de la fatiga adrenal que normalmente acompaña a este padecimiento. Pero en general se debe evitar el azúcar, la cafeína, los Bociógenos (brócoli, coles de Bruselas, repollo, coliflor, col rizada, colinabo, colinabos y nabos) porque son muy pesados. Aleje de su dieta el gluten, los hidratos de carbono. Puesto que pueden causar confusión mental, pérdida de cabello, inhibir su regulación de la temperatura corporal, minimizar la producción de T3 y bloquear los receptores de la hormona tiroidea.

¿Qué debería incluir su dieta?
Su plan alimenticio debe ser completo y muy equilibrado, formado por proteínas, grasas sanas, minerales como el zinc, el cobre, hierro, complejos vitamínicos como el “B” y “D” y ácidos grasos omega 3. Todos estos componentes los obtiene de los alimentos siempre y cuando sean naturales, carnes, pescados, frutas y verduras todos frescos. Olvide las bebidas gasificadas y energéticas.

Otra actividad que debe incluir para mejorar el funcionamiento de su sistema endocrino, es dejar de llevar una vida sedentaria, practique cualquier ejercicio desde caminatas hasta rutinas dirigidas en un gimnasio, con cuarenticinco minutos al día por lo menos tres veces por semana será más que suficiente para regularizar su salud y sobre todo no haga ningún tratamiento sin consultar a su médico.

¿Sabías qué? Que la enfermedad de Hashimoto (Hipotiroidismo) debe su nombre al médico japonés Hakaru Hashimoto, que realizó la primera descripción de la en 1912 y la llamó bocio linfomatoso.

Quiere eliminar sus estrías de forma natural?...en la Guía Elimina las Estrías de Guillermo Montanari usted aprenderá: Ejercicios simples, rápidos y clínicamente comprobados, diseñados para mejorar la elasticidad de su piel y activar la producción de colágeno, imprescindible para reparar los tejidos dañados....Los alimentos que Deberá Agregar a su dieta diaria, para beneficiar la regeneración de los tejidos deteriorados....y mucho más...revise ahora la Guía Elimina las Estrías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *