Share Button

Una guía completa para que los niños y los padres prevengan y detengan el acoso cibernético.

En términos de acoso tecnología significa que la intimidación ya no se limita a los patios escolares o las esquinas. El Cyberbullying puede ocurrir en cualquier lugar, en casa, a través de correo electrónico, textos, móviles (Tablet o celulares) y sitios web de redes sociales, foros en línea, salas de chat, las 24 horas del día, los siete días de la semana, con cientos de personas involucradas.

VivirSinAnsiedad

Lamentablemente todos estamos expuestos a este tipo de eventos y la población más sensible son los niños y adolescentes. Y a diferencia de la persecución tradicional, el acoso cibernético no requiere fuerza física o contacto cara a cara. Los cyberbullying vienen en todas partes, formas y tamaños. Tienen acceso a cualquier persona con una conexión a Internet o teléfono móvil, lo peor es que pueden permanecer en la comodidad que les ofrece el anonimato, proporcionando una humillación constante que es capaz de socavar las bases de la autoestima, más aún si es tan débil como la de un niño o un adolescente.

Si usted o un ser querido actualmente es víctima de acoso cibernético, es importante que tengan presente que no están solos, a diario un tercio de la población del cualquier país es víctima de este tipo de violencia de género, la cual está tipificado en la ley cómo un delito.

Los métodos que los niños y los adolescentes usan para hacer cyberbullying pueden ser tan variados e imaginativos tanto como la tecnología a la que tienen acceso. Va desde el envío de mensajes amenazantes o provocadores a través de correo electrónico, texto o mensajería instantánea. Lo hacen Irrumpiendo en tu cuenta de correo electrónico o redes sociales con la finalidad de hacerte daño y humillarte. Algunos cyberbullying son más osados creando un sitio web o una página en medios sociales donde postean contenido que daña su imagen.

Al igual que con la intimidación cara a cara, los niños y las niñas cyberbullying, tienden a utilizar cualquier tipo de artimaña para ofender, entre las más comunes está los sexting (envío de mensajes de naturaleza sexual) o con mensajes con amenazas daño físico. Las niñas, por otro lado, suelen difundir mentiras y rumores, exponiendo sus secretos. Debido a que el acoso cibernético es tan fácil de perpetrar, un niño o adolescente puede cambiar fácilmente los roles, pasando de la víctima del acoso en un momento a verdugo al siguiente, y viceversa.

Cualquier tipo de intimidación puede hacerle sentir herido, enojado, desamparado, aislado, incluso con ansias suicidas, o conducir a problemas como la depresión, la ansiedad y la baja autoestima. En muchos casos, el acoso cibernético puede ser aún más doloroso que el acoso intimidatorio porque:

•El acoso cibernético puede ocurrir en cualquier lugar en cualquier momento, incluso en lugares donde normalmente se siente seguro, como en su hogar, y en cualquier momento como cuando está con su familia, pareciese que no hay escape para la burla y la humillación.
•El abuso puede ser mortal debido al anonimato, en realidad no se determina quién es el que le acosa, puede ser un pedófilo, asesino en serie, u otro niño o adolescente.
•El ciberbullying puede ser presenciado por miles de personas, todas en línea y lo más preocupante es el morbo y el disfrute que genera este tipo de comportamiento en otras personas.

La postura ideal para este tipo de situaciones es que no se conteste ninguno de los mensajes por más hirientes que sean o por mucho que le desprestigie lo que dice. Responder sólo empeora la situación porque el cyberbullying habrá logrado su cometido, no le de la satisfacción. Tampoco busque vengarse porque le puede traer serios problemas legales. Si no los afronta en persona tampoco lo haga en línea.

No reaccionar a este tipo de agavillamiento no es sencillo y menos cuando se trata de niños o adolescentes, esto va directo al detrimento de su personalidad y en lugar de buscar ayuda se van a encerrar en si mismos. Su labor de padre cuando note alguna señal de su hijo es invitarle a que confié en usted, luego de la confesión de su hijo tome acciones para investigar el origen de bullying, como lo es, salve la evidencia, es decir, no borre ningún mensaje. Es importante que este consiente que estos abusos no se limitan a uno o dos episodios, aproveche para ir a las autoridades para que rastreen el origen de los mensajes, también es importante que concientice a su hijo para que al primer mensaje bloque el usuario o cancele sus cuentas a fin proteger su integridad, incluso informe la situación a su proveedor de telefonía para que ellos tomen las medidas pertinente.

Otra labor importante que tienen los padres en esta situación es darles seguridad, apoyo y amor a sus hijos, hágales saber que no están solos y que no hicieron nada para merecer esa situación, que no tiene que atentar con su integridad y mucho menos dejarse ganar por el estrés, ya que esto atenta contra su salud mental.

Para concluir queremos dejarles una recomendación, señores padres no les den mucha libertad sin supervisión a sus hijos, no es que vaya invadir su privacidad pero de vez en cuando de una miradita a su móvil o a sus pertenencias los niños y los adolescentes pueden esconder cosas insospechadas. Más vale un reclamo a tiempo¡!

Quieres estimular la inteligencia de tu hijo? ... El curso "Aumenta La Inteligencia De Tu Hijo" te llevará de la mano con un programa organizado y completo para que puedas ir directo al grano...Accede al curso haciendo click aquí!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *