Share Button

El argot popular dice “El amor es la esencia de la vida”, pues yo lo cambiaría por “La sal es la esencia de la comida”. La sal es un mineral formado de la combinación del sodio y el cloro en proporciones 40 – 60 y normalmente se encuentra en el agua de mar.

La sal es muy necesaria para nuestro cuerpo. La disminución de los niveles de yodo en nuestro organismo ocasiona muchas condiciones desfavorables para la salud, cómo podría ser por ejemplo el hipotiroidismo. Pero su ingesta excesiva también genera problemas graves de salud, como el hecho que estimula la hipertensión arterial.

fin mal aliento iinbg

Entre los beneficios más comunes que la sal puede proporcionarle al ser humano está que promueve la buena digestión, cura los problemas respiratorios, la diabetes, soluciona los problemas del sueño y la depresión, fortalece el sistema inmunológico, ayuda a perder peso, previene la osteoporosis, ayuda a alcalinizar el cuerpo, previene espasmos musculares, es buena para el corazón, previene problemas dentales, etc. Y junto a todas las bondades que aporta a nuestra salud también es una excelente aliada cuando se trata de nuestra apariencia porque realza la belleza de la piel y el cabello.

La sal es la mejor manera de mantener el órgano más extenso que tiene nuestro cuerpo, ya que lo libera de cumulo de toxinas y de células muertas que se acumulan en los poros y más aún cuando se trata del cuero cabelludo porque lo libera de cualquier partícula que pueda adherirse y causar alguna dermatitis. Pero los beneficios de este mineral no quedan aquí, así que vamos a profundizar:

1. Para curar enfermedades cutáneas:
Las propiedades curativas se la sal marina (jamás la procesada) son maravillosas, sirve para curar la picazón, la resequedad, los eccemas, la psoriasis. Exfolia la piel abriendo los poros, removiendo las células muertas recuperando la suavidad perdida, porque actúa como una crema hidratante, sobre todo para las personas con piel seca.

2. combate el acné:
El acné es una de las enfermedades de la piel más frecuentes y afecta a millones de personas. Lo usual en estos casos es usas jabones, tónicos, mascarillas y tratamientos faciales (peeling, láser, etc.) de diferentes niveles dependiendo del nivel de la afección. Pues en la sal tiene una excelente alternativa, tanto es así que muchos de los productos que se prescriben para tratar el acné tienen como ingrediente principal a la sal. El azufre presente en la sal marina ayuda en la síntesis del oxígeno y junto con el potasio logran equilibrar el metabolismo celular para secar más rápidamente los focos de infección. El calcio también presente en el mineral ayuda en la limpieza de los poros y fortalece membranas celulares. Todo esto permite limpiar la piel del rostro liberándola de suciedad y toxinas que son unos de los factores que más inciden en la formación del acné.

3. Vapor:
La técnica de abrir los poros con vapor, es muy antigua y eficaz. Este procedimiento permite extraer la suciedad acumulada en los poros en su totalidad. Generalmente se hace con agua hervida solamente, pero si desea obtener mejores beneficios agregue un puñado de sal marina cuando el agua este en punto de hervor. Luego vierta en un envase y exponga su rostro al vapor que expide la preparación durante 10 minutos. Si es posible aproveche un poco de sal para exfoliar las áreas más difíciles como la zona “T”.

Para tratar el cabello la sal marina es grandiosa, porque le ayudará a mejorar varias condiciones que suelen afectarnos constantemente:
1. Suaviza el cabello:
Todas todos nos gusta tener el cabello suave y sedoso. Masajear el cabello con sal le va a hidratar el pelo con su alto contenido de aceites esenciales devolviéndole el brillo y la suavidad que ha perdido por el efecto de los agentes externos como los tintes, los tratamientos químicos y la suciedad acumulada.

2. Despídase de la caspa:
La caspa es un problema tan común tanto en hombres como en mujeres, y le aseguro que ha probado un sinfín de productos que no le proporcionan el resultado deseado. Pues con el uso de la sal tiene un remedio que le proporciona resultados en muy poco tiempo. Tome un poco de sal marina y aplicarlo directamente sobre el cuero cabelludo, totalmente seco. De masajes por secciones y de forma circular, esto aflojará las escamas adheridas a la piel, sacuda todo el excedente y lave como de costumbre. Este tratamiento lo puede hacer por lo mínimo dos veces por semana.

3. Controla la sudoración capilar:
La sudoración es sumamente incomoda en cualquier parte del cuerpo que se presente, no importa cuántas veces nos bañemos el sudor excesivo hace su magistral aparición. Una forma de reducir estos episodios es rociando una solución salina (una mezcla de agua con sal marina envasada en un frasco con spry) en las raíces de su cabello y luego déjela secar. Esto irá mermando la sudoración a medida que la vaya usando y cuando se dé cuenta pues ya no sudará porque la sal tiene la capacidad de absorber la humedad.

Ángel Sevilla, Biólogo Investigador y ex-paciente de mal aliento es el Creador del Programa “Fin al Mal Aliento”. Con este libro sabrás con exactitud qué es el mal aliento y comprenderás a la perfección cómo se manifiesta esta condición, lo que te llevará a diferenciar sin inconvenientes el mal aliento ocasional de los diversos tipos de halitosis existentes. Al comprender estos importantes aspectos habrás hecho un gran avance hacia tu recuperación....revisa ahora Fin al Mal Aliento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *