Share Button

Los científicos han desarrollado un implante dental que contiene un depósito que va liberando paulatinamente un medicamento. Las pruebas de laboratorio muestran que el dispositivo va esparciendo un agente antimicrobiano fuerte, que previene y elimina las biopelículas bacterianas que causan las infecciones causados por los implantes dentales.

El modelo muestra un esquema que está integrado en el hueso de la mandíbula unido a una corona muy similar al diente natural.

MilagroDental300x50

Los investigadores de la Universidad Católica de Lovaina en Bélgica, describen cómo se ha diseñado y probado el implante en un artículo publicado en la revista Células y materiales europeos. Su creador, el Dr. Kaat De Cremer, del Centro de Genética Microbiana y Vegetal de la Universidad de Lovaina, explica que el depósito con el fármaco ubicado en el implante puede ser llenado nuevamente retirando el tornillo de la cubierta.

Agrega que: “El implante está hecho de un material muy poroso, por lo que los medicamentos se propagan gradualmente desde el depósito hasta el exterior del implante, donde se está en contacto directo con las células óseas. Como resultado de ello, las bacterias ya no pueden formar un biopelícula. “También explica que las bacterias tienen dos formas de vida. Una, que es el estado planctónico, donde son células individuales e independientes, y en la otra, donde se adhieren a la masa dental donde se forma la placa o biopelícula. Las bacterias son muy difíciles de tratar, más cuando se hacen crónicas, puesto que son extremadamente resistentes a los antibióticos. De hecho está comprobado que las infecciones bucales son a menudo la razón principal por la cual los implantes dentales fallan. Estos eventos han llevado a los investigadores a buscar opciones que les permita proteger a sus pacientes contra la infección – y una excelente opción es creando un recubrimiento antimicrobiano para el implante, por ejemplo.

En su documento de estudio, los investigadores muestran por qué utilizaran cada vez más los materiales con superficies rugosas, y la razón es sencilla: amplían el área de contacto, mejorando el anclaje con células óseas y la integración en el hueso. El nuevo implante es un compuesto de una base de silicio (barrera de difusión) integrado en una estructura de titanio poroso, de soporte de carga.

Los implante han sido sometidos a diversas pruebas, durante las cuales llenaron el depósito con clorhexidina, un antimicrobiano potente, usado comúnmente como un enjuague bucal. Los resultados de estas pruebas mostraron que el dispositivo cargado de clorhexidina logró contener el Streptococcus mutans – que es una bacteria común que ataca a los dientes. Estas pruebas certifican la teoría de los investigadores al crear los implantes ya que muestran la efectividad de la función adicional del dispositivo con fármaco, es más, tiene una doble función que cumple a cabalidad prevenir y curar infecciones en un mismo paso.

El equipo señala que este dispositivo es un prototipo probado en laboratorio. El próximo paso para avanzar es probarlo en pacientes, que le permita comprobar si el material cumple con los requisitos mecánicos de los implantes dentales, y si existe riesgo de que la proteína y la calcificación obstruyan los poros. Los autores concluyen que: “Este estudio se centra en los implantes dentales, pero el concepto podría, en principio, ser traducido a cualquier implante percutáneo que permita incorporarle un depósito interno, siempre y cuando ello no comprometa la resistencia mecánica de dispositivo”.

¿Quieres blanquear tus dientes de forma económica y natural con productos que no ponen en riesgo tu sensibilidad y desde la comodidad de tu hogar? Si quieres eliminar cualquier mancha y blanquear tus dientes en 10 días o menos revisa aquí el Milagro Dental

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *