Share Button

“No sé lo que es mi pasión.” “No puedo imaginar lo que quiero y lo que me gustaría hacer.” “Todo el mundo habla sobre la búsqueda de su pasión. Lo he intentado pero me parece que no puede encontrar el mía”

pasion-por-lo-que-haces

Si cualquiera de estas citas te es familiar porque es precisamente lo que has estado pensado últimamente, ¡pero detente! antes de que te castigues con la idea de que no has estado buscando lo suficientemente duro, ten en cuenta otra estrategia, porque no te preguntas: ¿Qué es lo que odias?

Confianza Social

Para aquellos que consideran que la palabra “odio” demasiado fuerte, entonces la cambiaremos óptica por: ¿Qué es lo que menos te gusta? Si bien estos momentos son tiempos de fiestas porque acabamos de terminar las festividades decembrinas donde todo es brillo y alegría. Y tener estos pensamientos podría parecerle como remover las energías negativas, pero no te preocupe. Porque tener en cuenta lo que no te gusta es una pista enorme que te permitirá replantear tus actividades.

Este tipo de reencuentro contigo mismo te permitirá conocerte mucho mejor, amarte más y determinar cuál es realmente tú propósito. Y puedes estar seguro que llegaras no solo a quererte más sino que también, mejorar muchos aspectos, como sería por ejemplo, un mejor empleo que mejore tú calidad de vida para que sea plena y feliz. Como mínimo, esta evaluación te mantiene más conscientes de la magnitud de los esfuerzos que debes realizar para alcanzar tus metas, incluso verás todas tus opciones con más claridad. Con el fin de ayudarte a encontrar esas bases que levantaran tus propósitos te dejamos unas preguntas para que sinceres tu situación y puedas darte la oportunidad de reinventarse.

Revisa concienzudamente ¿Qué tipo de actividades haces a diario (en la vida personal y el trabajo)?

Por lo general, las cosas que te desaniman son las que menos te gustan, y por ende son las que más tiempo te consumen y tienes que gastar mucha energía para culminarlas (tanto mental, como física). Lo mejor es que las identifiques y las convienes con otras actividades que más te atraen, de esta forma podrás salir de ellas con más facilidad y sin darte cuenta que las resolviste.

¿Cómo visualizar mejor lo que hago?
Hacer una lista de tus actividades y plasmarlas en un papel no es suficiente; debes ir al otro nivel y el siguiente paso es reflexionar sobre qué se puede hacer. Trata de identificar por qué esas actividades están drenando tu energía y por eso te causan incomodidad. Así podrás determinar la razón de tu demora para solventarlas. Incluso sabrás a ciencia cierta cuales son los factores que influyen para desgastarte tanto al realizarlas. Existes una premisa popular que reza: “a lo malo es mejor andarle rápido”, pues bien! Luego de identificar todos los contras de tu incomodidad es propicio buscar la forma de priorizarlas estas tareas para salir más rápido de ellas. Llévalas a tu lista de desagrados.

¿Por qué no consultas a otras personas sobre sus técnicas para solventar las tareas que les desagradan?

Posiblemente entre las actividades que te desagradan su encuentren las relaciones interpersonales, ¡si! Aunque no lo vea como tal puede que tenga problemas para comunicarse y eso es una piedra de tranca en su avance: Llamar a los clientes, dar una conferencia, reunirse con grupos talleres relacionados a su trabajo. Seguramente aceptar estas características no es fácil como todo en la vida. Pero comience con un ejercicio sencillo trate de reunirse aunque sea con una sola persona (con la cual se sienta cómodo) e indague cuál es su técnica para realizar las tareas antes descritas. También este tipo de reuniones le permitirán soltarse y mejorar un poco su forma de relacionarse con los demás.

No te sientas perdido, sabemos este tipo de actividades con uno mismo no es sencillo porque en muchos casos solemos no determinar y menos aceptar nuestras deficiencias, porque en la generalidad de los casos estamos en negación total y por eso no le damos la importancia que requieren. Pero es necesario hacer estos ejercicios si deseamos tener éxito en cualquier ámbito de nuestras vidas. Este tipo de ejercicios te iluminaran el camino para que te conectes nuevamente con tú pasión. Y definitivamente aunque suene a cliché sólo lo que se hace con amor genera felicidad.

Quieres vencer la timidez y de la ansiedad social? Revisa ahora la guía Confianza Social de Robert Grimaldi y aprende: Los 4 métodos de Oro para eliminar permanentemente la timidez y la ansiedad social....Los 3 Hábitos Infalibles para reducir la ansiedad en situaciones incomodas y estresantes...Las estrategias más efectivas para poder hablar en público y dar presentaciones sin ansiedad alguna....chequea aquí Confianza Social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *