Share Button

El acné es una condición que la mayoría de las personas han padecido; unos en menos proporción que otros. Pero al final todos hemos presentado esas desagradables erupciones que tanto nos afectan.

chest-acne-symp1

En la generalidad de los casos suele presentarse en la piel del rostro únicamente pero en otras ocasiones suele afectar otras zonas como puede ser el pecho.

Cuando el acné se desarrolla en la zona del pecho, se debe a que los folículos pilosos o poros se bloquean con las células muertas de la piel o por la acumulación de grasa y bacterias. Adicionalmente es imprescindible que realice un descarte de otras condiciones médicas, como podría ser un problema de las glándulas sebáceas. Como hemos indicado ésta es una condición que no distingue géneros, y los síntomas son bien característicos: enrojecimiento, dolor, hinchazón, inflamación, sangrado, infecciones de la piel y por último las horribles cicatrices que tanto afean la apariencia.

Los factores que desencadenan el acné están muy ligados a sus estados emocionales, como lo puede ser el estrés, los cambios hormonales (desde la pubertad, embarazo, iniciar o detener el control de natalidad). También se puede generar al utilizar cosméticos no adecuados, una dieta no balanceada, la carencia de las horas de sueños adecuadas y el uso excesivo de alcohol y tabaco. El acné puede aparecer luego de afeitarse pero es como un reacción alérgica. La forma de curarlo es la misma tanto para la cara como para el pecho. En ambos casos existen alternativas naturales con las cuales se puede complementar el tratamiento cosmético o si está en las primeras faces logrará eliminarlo por completo.

Una de las primeras opciones sería usar vinagre de manzana; los ácidos alfa hidroxi que contiene es capaz de extraer todas las células que obstruyen los poros. Adicionalmente tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias ideales para reducir la longitud del forúnculo y para cicatrizar las heridas que suelen abrirse cuando el botón de pus sale del grano.

Otra buena alternativa es el bicarbonato de sodio, este polvo a demostrado su efectividad para la salud humana en todos los sentidos. Y en el caso del acné, sus propiedades antiinflamatorias son magnificas para reducir el dolor y la inflamación. Prepare una pasta con dos cucharadas de bicarbonato y añada un poco de agua, luego aplíquela sobre la zona afectada deje actuar unos minutos y luego masajee para exfoliar, al final lave con abundante agua.

Y por último la guinda del pastel: El limón, una fruta ácida (ácido ascórbico) y rica en antioxidantes que funciona como un astringente natural capaz de secar los forúnculos maduros; sólo tiene que frotar medio limón sobre el pecho, deje secar luego lave con abundante agua.

Recomendaciones finales: además de las alternativas antes descritas es muy importante que adiciones una serie de nuevos hábitos que le serán de gran ayuda a la hora de combatir los granos. En primera instancia debemos mantener la asepsia en la zona afectada, trate de usar un jabón suave y procure bañarse con agua caliente a fin estimular que los poros se dilaten, y con una venda esterilizada haga presión sobre los puntos negros y los granos más cubiertos de pus, leve con abundante agua y para culminar su baño tome un trozo de hielo páselo por el pecho para cerrar las heridas y los poros.

El segundo paso es cambiar sus hábitos alimenticios, reduzca al mínimo el consumo de grasas, como por ejemplo, frituras, mantequilla, mayonesa, derivados del la carne de cerdo como la tocineta. Tome mucha agua al día, esta le mantendrá hidratado mientras que limpia su organismo de toxinas a través de la orina. Para culminar es prioritario que asista a la consulta con un especialista, no olvide que el acné puede ser la expresión de una condición interna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *