27. octubre 2016 · Comentar · Categorías: Milagro Dental · Etiquetas:
Share Button

En ocasiones cuando estamos comiendo, los alimentos ya sea que estén fríos o calientes; sean dulces, amargos o cítricos; pueden desencadenar un dolor sumamente agudo, el cual puede disparar y sensibilizar las terminaciones nerviosas.

sensibilidad-dental

Las raíces de los dientes están conformadas por muchos tubérculos (canales) muy pequeños que conducen a la pulpa o al nervio central del diente.

MilagroDental300x50

El estímulo caliente, frío o dulce puede viajar a través de estos canales para alcanzar el nervio de sus dientes cuando la dentina (que es la cubierta que envuelve a la raíz del diente) queda expuesta por un descenso en el tejido de las encías. Otros factores que puede desencadenar la sensibilidad dental son las caries dentales, los empastes desgastados, enfermedades de las encías, esmalte de los dientes corroídos, raíces expuestas, el envejecimiento, el uso de los productos orales equivocados y el consumo de una gran cantidad de alimentos ácidos.
Afortunadamente, la sensibilidad dental es muy tratable, cualquiera que sea la causa. Hay algunos remedios que usted puede probar en casa para ayudar a controlar la enfermedad y reducir el dolor.

1. Aceite de coco:
El aceite de coco ayuda a reducir el número de Streptococcus mutans bacterias que se acumulan en la boca y disminuye la sensibilidad dental. Y por ser un agente antibacteriano natural, sirve para reducir la placa presente en los dientes. Incluso es capaz de prevenir el mal aliento y las enfermedades de las encías. Tome una cucharada de aceite de coco virgen extra y llévela a su boca y haga buches durante 20 minutos luego escupa y enjuague con agua tibia, luego de enjuagar cepille los dientes suavemente como de costumbre. Si es posible realice este tratamiento dos veces al día (mañanas y noches preferiblemente). Nota: No se trague el líquido, ya que contiene las bacterias dañinas que acaba de extraer de su boca.

2. Agua con sal:
Esta mezcla puede aliviar considerablemente la sensibilidad dental. El sodio presente en la sal al combinarse con el agua proporciona una solución capaz de equilibrar el PH de la boca, creando un ambiente alcalino en el cual las bacterias dañinas no pueden sobrevivir. Otra facultad que tiene esta mezcla es que por sus propiedades antisépticas sirve para evitar y sanar las ulceras en las encías. La preparación es sencilla, tomar ½ cucharadita de sal en una taza de agua tibia. Úsela como enjuague bucal cada vez que cepille los dientes.

3. Aceite de clavos de olor:
Los clavos de olor son utilizados frecuentemente para tratar dolencias bucales. Esto se debe a sus propiedades antinflamatorias, analgésicas, antibacterianas y analgésicas. Todas estas propiedades le permiten combatir eficazmente las infecciones que suelen presentarse en la boca. El aceite de clavos de olor se prepara de forma muy sencilla: triture unos cuantos clavos y mezcle con aceite vegetal luego aplique la pasta sobre el diente afectado y deje actuar durante 30 minutos. Para sellar úselo como enjuague bucal, agregando 5 0 6 gotas de aceite en un vaso con agua tibia y enjuague su boca con la solución.

4. Hojas de guayaba:
Según los estudios realizados a las hojas de guayaba, estas suelen ser muy recomendadas para tratar la sensibilidad dental, ya que contienen Flavonoides, como la quercetina; keampferol, que son unos potentes antinflamatorios y analgésicos por naturaleza que le permitirán mermar sustancialmente los síntomas de la sensibilidad dental, además de los dolores de muela causados por la misma. Tome una o dos hojas pequeñas y mastíquelas durante unos minutos (no más de 3 min) luego escupa y enjugue su boca, con la infusión realizada con 4 o 5 hojas frescas, dejar hervir durante cinco minutos, bájela del fuego y deje reposar hasta que esté totalmente fría, es decir, a temperatura ambiente y posteriormente envásela en un frasco de vidrio esterilizado. Este procedimiento se puede hacer dos veces al día hasta que desaparezcan las molestias.

5. El ajo:
Este tubérculo tiene un alto contenido de alicina, que es una agente antibacteriano y anestésico dos propiedades que inciden directamente sobre el dolor de muelas y en la sensibilidad de los dientes. Así mismo influye en la prevención de enfermedades bucales como las infecciones que originan los accesos ya que erradica los gérmenes. Haga una pasta mezclando un diente de ajo machacado, 2 o 3 gotas de agua y un poco de sal de mesa. Aplíquela directamente sobre la zona afectada. Deje actuar durante unos minutos y enjuague con agua tibia. Repetir dos veces al día durante unas dos semanas o hasta que desaparezcan los síntomas.

6. Cebolla cruda:
Cebolla al igual que las hojas de guayaba en contiene flavonoides como la quercetina, y sus propiedades antinflamatorias y antimicrobianas, reducen los dolores dentales y limpian su boca de bacterias, lo cual ya sabemos que previene las infecciones bucales. Cortar un trozo de cebolla pequeño y colóquelo en el diente afectado por la sensibilidad, permanezca con ella unos 5 a 10 minutos, luego enjugue su boca con agua salada (mezclar agua y sal marina, según la preparación que le indicamos anteriormente).

Si sus molestias no sean con estos tratamientos no dude consultar con su médico porque posiblemente requiera un tratamiento con fármacos más fuertes.

¿Quieres blanquear tus dientes de forma económica y natural con productos que no ponen en riesgo tu sensibilidad y desde la comodidad de tu hogar? Si quieres eliminar cualquier mancha y blanquear tus dientes en 10 días o menos revisa aquí el Milagro Dental

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *