Share Button

 El dominio de la ira es importante para el futuro de todo niño. Ya sea de cuatro o 40, todos nos enojamos a veces. Pero la persona que no aprende a manejar su temperamento va por la vida destrozando relaciones, hiriendo a los amigos, perdiendo promociones y cosas aún peores. Las explosiones de ira son una forma de expresar sentimientos pero no son muy productivas. Incluso los niños pequeños saben que no se sienten bien con ellos mismos cuando pierden el control. Así que tenemos que enseñar a los niños que pueden elegir no tener una rabieta  y que pueden hablar acerca de lo que les molesta.

ninollorando

Una vez que entendamos porque el niño está molesto, se le puede ayudar a manejar sus sentimientos. Aquí están los factores más importantes que contribuyen a la ira en los niños:

EstimulacionTemprana

Rasgos Innatos: Cuan a menudo una persona manifiesta ira, y cuan iracundo se muestra es altamente determinado por su personalidad. En su libro “El niño desafiante” (The Challenging Child), el psiquiatra clínico Stanley I. Greenspan describe 5 patrones en los niños: Altamente sensible, absorto en sí mismo, desafiante, inatento, activo/agresivo. Cada tipo puede ser parte de una personalidad saludable o yendo al  extremo un reto. La clave es que entendiendo al tipo de su hijo usted puede transformar los desafíos en fortalezas.

Un niño intenso puede molestarse por cosas que para un niño tranquilo pasan desapercibidas. Usted necesita tomar más tiempo para ayudarlo a aprender alternativas para manejar esas situaciones.

Etapas de Desarrollo: Cuando un niño está a punto de dar un gran salto en el desarrollo social o físico puede estar más propenso a tener arrebatos de ira. Diferentes etapas tienen diferentes factores desencadenantes. Un niño pequeño puede sentir ira cuando toma un plato de fresas y oye “Esas fresas son para la cena. No puedes tomarlas ahora”. Un niño de 10 años está apto para tolerar la misma respuesta porque ha desarrollado la paciencia.

Género: En general los varones expresan ira más frecuentemente que las hembras. Puede haber probablemente una explicación cultural para ello. Expertos explican que los padres y maestros están más propensos a esperar y excusar estallidos agresivos en los varones y aceptar rabietas de llanto y frustración en las niñas. Pero los niños de ambos sexos necesitan aprender a manejar la rabia sin violencia ni manipulación.

Vida de Familia: Un niño molesto por un divorcio, enfermedad, muerte, el nacimiento de un hermano, una mudanza o alguno de los eventos importantes en la vida, frecuentemente enmascaran su confusión y herida poniéndose de mal humor. Porque se sienten heridos quieren herir. Si un niño hace un chiste para calmar una situación potencialmente explosiva o lanza el morral de su hermano o a su propio hermano al otro lado del cuarto, en alguna medida, está siguiendo el patrón de ira de su familia. Esto es especialmente visible en familias donde la ira lleva a gritos o a comportamientos agresivos como portazos. En familias más reprimidas donde hay patrones diferentes y sus miembros no se sienten a gusto manifestando sus emociones, manifestar ira es un crimen. Los niños modelan lo que viven alrededor.

Ya que la edad juega un papel en como los niños responden a los eventos y las personas. Aquí se explican algunos consejos para enseñar a los niños a controlar su ira en varias etapas del desarrollo.

Niños pequeños con rabietas: Los bebes lloran iracundos cuando sus necesidades físicas no son cubiertas inmediatamente. Por otra parte los niños más grandes que están muy cansados, hambrientos, sedientos, heridos, asustados o frustrados a veces lloran y gritan. Algunos niños necesitan ser sostenidos firmemente para calmarlos aun si se resisten al principio. También puede ayudarlos hablando con voz suave y calmada. Otros niños necesitan ser distraídos con nuevas actividades. Otros pueden necesitar solamente una siesta. Lo más importante para los padres es no perder el control y molestarse con el niño. No se debe usar el “tiempo fuera” con bebes o niños pequeños porque el niño puede asociar el estar molesto con el abandono y la desesperación.

Preescolares frustrados

Cuando los niños de esta edad se molestan los padres deben usar la escucha activa, esto significa ponerse en los zapatos del niño. Decirle por ejemplo “Puedo ver que estás teniendo un día difícil. Pareces molesto. ¿Podrías contarme que te pasa? Esto le da al niño la oportunidad de entender mejor lo que le pasa. Los padres deben explicarles a los niños que pueden estar molestos pero que no está bien herir a otras personas o dañar sus cosas. Trate de distraer al niño pero si se produce una rabieta no le preste mucha atención y espere a que se calme.

Escolares Agresivos

Niños entre 6 y 12 años quieren ser aceptados por sus pares. La ira de un niño es frecuentemente la respuesta a sentirse fuera del grupo. Puesto que todos los niños de esta edad quieren ser percibidos como seguros de sí mismos y capaces, ellos pueden creer erróneamente que deben ganar todos los conflictos. Esto puede llevar a una discusión que puede ser extremadamente cruel.

Los padres deben tener claro que aunque los niños estén molestos siempre tienen una alternativa en la forma de responder. Perder el control, la agresión física o decir palabras de odio son maneras inaceptables. Los niños deben reconocer la ira pero de deben evitar comportamientos inadecuados con “tiempo fuera”, pérdida de privilegios o tareas extra.

Adolescentes Iracundos

Es importante para los adolescentes encajar con sus pares y la atracción sexual es parte de ello. Los expertos aconsejan no preocuparse tanto por protegerlos en su afán de independencia sino tomarlo con sentido del humor, olvidarse de tener el control total y establece consecuencias por violaciones de las reglas de la casa. Estas reglas deben incluir cortesía y respeto para cada uno. No se deben tolerar gritos, violencia o insultos.

Quieres estimular la inteligencia de tu hijo? ... El curso "Aumenta La Inteligencia De Tu Hijo" te llevará de la mano con un programa organizado y completo para que puedas ir directo al grano...Accede al curso haciendo click aquí!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *