Share Button

El despertar por la mañana los fines de semana puede ser difícil, especialmente si has tenido unos días agotadores de trabajo en la semana. Una terapia maravillosa que nos reconforta y relaja es consentirnos un poco para así renovar nuestro organismo y depurarlo de tantas toxinas que suelen acumularse y que nada productivo nos aporta a la salud.

Exfoliar con café

Pero hoy en día los tratamientos de belleza suelen ser muy costosos y en ocasiones por la situación económica se nos es imposible de costear. Aunque no te desanime, en la actualidad hay mucho conocimiento sobre cómo utilizar esos recursos que tenemos en casa, y que en la mayoría de los casos desechamos por desconocimiento. Luego de leer este post dudo mucho que vuelvas a tirar la borra o cipo del café, porque te vamos a enseñar cómo usarlo en tú rutina de belleza.

gimnasia facial

Como ya sabemos la exfoliación corporal es un método vital para erradicar las células muertas que obstruyen los poros de nuestra piel. Este procedimiento nos proporciona brillo, elasticidad y belleza en el órgano más extenso que tenemos en nuestro cuerpo. La piel del rostro requiere de más cuidados, porque debemos prevenir las arrugas, el acné, las manchas, etc. Con la exfoliación podemos retardar y erradicar todos estos problemas, más aún si es realizada con productos libres de químicos. Una opción sencilla, económica y eficaz es practicarse una exfoliación con los residuos que obtenemos luego de colar el café.

El café que es mi bebida favorita de muchos para energizarse, estar activos y despertarse. Por eso cuando descubrí que la borra del café se podía utilizar como exfoliante, me dije: si el simple olor del café logra despertar mis sentidos y al tomarlo el sueño se evapora de mi cabeza, ¿Por qué no probar lo que puede hacer con mi cara? ¡Los resultados han sido sorprendentes!

Beneficios de los exfoliantes caseros:
Hacer un exfoliante en casa te permite adaptar los ingredientes a lo que tu piel necesita. Por ejemplo, si quieres mantener la piel hidratada además de exfoliarla, puede mezclar el aceite de Oliva o el de coco con café, juntos son una maravillosa opción, además te ayudan a prevenir los signos del envejecimiento. Sin embargo recuerda que luego de usarlos tienes que lavar tu cara con abundante agua tibia, para eliminar toda la mezcla y mantener los poros libres para que la piel respire a sus anchas. También puedes usar sal. Puede ser marina o de Epsom. El magnesio y el sodio presente en ellas te ayudan a reducir el estrés, aliviar el dolor, y deshacerse de las toxinas.

Otra forma de preparar un exfoliante es mezclar café, azúcar y canela. La cafeína y la canela evitan el enrojecimiento facial, disminuyen las líneas de expresión, oxigenan la piel y estimulan la circulación sanguínea, la azúcar por su parte elimina todas las células muertas y proporciona suavidad y lozanía a la piel. Además este trió es excelente para tratar las enfermedades más comunes de la piel y de las cuales nos vivimos lamentando como lo son el acné, las espinillas y el eczema.

Después de todo lo que te hemos contado te estarás preguntando ¿que necesitas para preparar tu exfoliante casero? Son pocas cosas que de seguro ya tienes en la despensa:

1 taza de café, 1/3 taza de sal de Epsom, ½ taza de azúcar (morena preferiblemente), 1 cucharada de canela, 1 taza de aceite de oliva extra virgen (o de coco).

Vierte la sal en un tazón. Si la sal es muy gruesa, utiliza un mazo, mortero o el dorso de una cuchara grande para aplastarla y obtener gránulos más pequeños a fin no lastimar el rostro cuando haga la exfoliación. Añaden el café, el azúcar morena y el aceite. Mezclar bien los ingredientes para unificarlos hasta que estén bien combinados. Luego esparcir por todo el rostro con movimientos circulares, dedica un poco más de atención sobre la zona “T”, que es la parte más grasosa y problemática de la cara. Para retirar la mezcla lava la cara con abundante agua tibia y un jabón suave a base de glicerina, luego puedes tonificar e hidratar como lo haces de costumbre. Si te queda algo de la preparación es recomendable que la envases en un frasco de vidrio con cierre hermético y la guardes en la nevera.

“Gimnasia Facial™”, es un libro electrónico que encierra algo así como un maravilloso elixir de la juventud. Sabemos que a medida que vamos envejeciendo, los cambios físicos empiezan a notarse, y es natural que así sea, pero lo que podemos hacer es rejuvenecer su rostro de una manera increíble y retrasar el proceso natural que sufre el rostro de todos....aprende aquí cómo terminar con las arrugas de forma natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *