Share Button

Últimamente hemos estado escuchando hablar sobre el sexo tántrico, para muchos la palabra suena interesante y les causa curiosidad. Lo cierto es que la mayoría de la gente, la idea del sexo tántrico suena interesante, único, y tal vez más agradable. Sin embargo, sólo un pequeño porcentaje de esas personas saben lo que realmente es.

Sexo tantrico

En muchas culturas, el sexo es considerado meramente recreativo. Un acto para satisfacer la emoción del momento (encuentros eventuales que también están de moda hoy día) o cómo una obligación marital. En cambio el sexo tántrico es una antigua práctica que le proporciona relaciones que duran horas, masajes sexuales que controlan nuestra mente y, por supuesto, orgasmos increíbles a los que llegamos mediante técnicas de meditación; expandiendo la conciencia que nos permita también unir las polaridades de la energía masculina y femenina. Pero aun muy a pesar de lo que se dice es inevitable preguntarse… ¿Será cierto que se consigue todo esto con el sexo tántrico?

derritelo de amor creixer

Tantra es una palabra sánscrita que significa “tejido juntos”. Y la cual está vinculada con el sexo sagrado. Los hindús y budista utilizan la unión sexual como una metáfora para tejer lo físico con lo espiritual. El secreto del sexo tántrico reside en una serie de técnicas que permiten prolongar el éxtasis y mejoran los niveles de satisfacción de forma natural, donde el foco es el interior de sus deseos sexuales. Las parejas que han probado el sexo tántrico encuentran que cultivan un gran placer sensual, ya que pueden estimular sus sentidos al máximo, y mejorar significativamente la comunicación entre la pareja. Probablemente las técnicas del sexo tántrico sean las que le permitan cumplir sus expectativas sexuales. Y es algo prioritario ya que la gran mayoría de las personas cuando tienen relaciones sólo piensan en completar la maratón de las 100 posturas del kamasutras, y olvidan la verdadera clave del placer…

Pero dejemos a un lado la teoría para adentrarnos en algunas de las técnicas de ésta milenaria práctica. ¿Te entusiasma probar algo nuevo? ¡Pues acá te ofrecemos las mejores posturas para que comiences a usarlo!

    Centrarse en los ojos de su pareja:


Esto lo mantiene íntimamente expuesto. (Algunas personas miran hacia atrás o hacia adelante, entre los dos ojos para reducir la tensión, pero eso es trampa!) Los ojos son las ventanas del alma, así que con este ejercicio podrán visualizarse a profundidad. Lo siguiente es sincronizar sus respiraciones: Inhalen y exhalen juntos. Luego de que dominen este primer paso intercambien: inhale cuando el exhale, y viceversa, para esta práctica tómese al menos 10 minutos, hasta que se relajen. Ahora intente el mismo proceso pero sin la ropa. Siéntese en su regazo, frente a él, y envuelva sus piernas alrededor de su cintura. Luego de hacer los intercambios de respiración, vaya incluyendo besos y caricias, explorándose mutuamente y sin perder el contacto visual.

Evidentemente que comenzaran a experimentar un coito lento, pero no deje las caricias y besos. Aquí es donde las cosas se ponen interesantes; a medida que se hacen más expertos, puede desarrollar la capacidad para obtener un orgasmo prolongado (en el caso de las mujeres tendrá pequeños coitos, y cuando llegue la penetración alcanzará la máxima expresión del clímax; mientras que los hombre podrán prolongar su eyaculación. Esta técnica es ideal para los que presentan eyaculación precoz o para los requieren tiempo para una erección). Tanto para las mujeres como para los hombres, esta es una variación de los orgasmos múltiples; ya que usted permanece en el pico de placer estático sin llegar al clímax. No son todos los sentimientos típicos de un orgasmo, pero tienen una duración de muchos minutos u horas. Esto le proporcionará una fusión sexual y emocional perfecta.

Vuelvan a conectarse:
En nuestras vidas llenas de obligaciones y con muchas actividades, raramente nos detenemos a enfocarnos en nuestra pareja. La práctica de sexo tántrico puede mejorar su relación y la calidad de su placer sexual de muchas maneras. En primer lugar, porque al hacer hincapié en la respiración se crea una conexión profunda que incrementa su contacto íntimo. Esto por sí solo puede abrir su corazón para que se sientan más cercanos, más amorosos y tolerantes. En segundo lugar, la lentitud de hacer el amor tántrico le permitirá explorar todas las zonas erógenas de sus cuerpos y de sus mentes. Hacer el amor durante una hora o más es como si el tiempo comenzara a andar en cámara lenta. Ambos podrán satisfacer su hambre de placer, y dar rienda suelta a sus fantasías más intimas. Y en tercer lugar, si bien es posible que se resistan a la idea de evitar el clímax, esta práctica puede ayudar a que dominen sus reacciones ante el éxtasis sexual y la conexión entre ambos, dándole la oportunidad de lograr orgasmos atípicos.

En este artículo sólo le proporcionamos uno de los tantos ejercicios que tiene la práctica del sexo tántrico. Esperamos que esta pequeña muestra le anime para que investigue y se adentre en ésta práctica que promete proporcionales excelentes beneficios.

Derrítelo de Amor...Cómo entrenar a tu cerebro para que desarrolles la actitud arrolladora que tiene el poder de enamorar incluso al hombre más difícil. Una actitud adecuada hará que él caiga a tus pies....aprende aquí cómo enamorar a un hombre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *