Share Button

El impétigo es una infección de la piel altamente contagiosa que ocurre generalmente en la cara, cuello, brazos y piernas.

Impetigo

Las personas de pueden contagiar a través de alguna ruptura en la piel (corte, picadura de insectos u otras lesiones), por el contacto con una persona infestada o por condiciones preexistentes como la escabiosis o los eczemas. Cualquier persona es propensa a sufrir de impétigo, pero es más frecuente entre los niños pequeños y bebés. Ya que ellos están expuestos constantemente a factores de riesgo que incluyen la asistencia regular a la guardería, la escuela, la falta de higiene, el clima cálido, y que hayan padecido otros tipos de infecciones en la piel como, por ejemplo, la dermatitis.

domina tu orgasmo ib

Los síntomas del impétigo varían en función del tipo y según la bacteria que las ocasiona. Sin embargo, los síntomas más comunes incluyen úlceras que aparecen fácilmente, corteza de color miel que se forma después de las pústulas que se rompen, ampollas llenas de líquido, picazón o erupción en la zona afectada, lesiones en la piel y los ganglios linfáticos inflamados. El tratamiento para el impétigo depende de la gravedad de la condición. Los casos leves pueden tratarse con remedios remedios caseros y una higiene estricta. Pero si nota que la infección se está propagando rápidamente y no obtiene alivio a los síntomas, es recomendable que consulte a un médico.

Entre las múltiples opciones que ofrecen los remedios naturales para curar el impétigo, le mostramos algunos con los cuales puede tratar ésta afección siempre y cuando se encuentre en su fase inicial o leve:

1. Vinagre blanco:
Estimula la cicatrización de las llagas en la piel, y es esencial para mantener el área afectada limpia, más si lo usa mezclado con agua usando agua. Una forma de evitar la propagación de la infección y secar el área afectada, es preparando su propia solución antibiótica: Mezclar 1 cucharada de vinagre blanco destilado en 2 tazas de agua tibia. Con la ayuda de una bola de algodón leve la piel con esta solución, seque la piel y agregue un poco de miel (la miel es un excelente antibiótico natural), luego cubra el área con una gasa. Puede repetir este proceso hasta tres veces al día hasta que haya desaparecido la infección.

2. Terapia de calor:
El calor ayuda a matar las bacterias responsables de esta infección. Además, ayuda a secar las llagas y lesiones causadas por el impétigo. Empapar un paño en agua caliente y escurrir el exceso de líquido. Aplique el paño caliente sobre la zona afectada durante unos minutos, haciendo pequeñas presiones para humedecer las llagas. Puede repetir varias veces al día, así mantendrá la zona esterilizada. Otra opción un poco ortodoxa pero eficaz es usar un secador de cabello y airear la zona. Pero es importante que lo use a la mínima velocidad a fin de evitar quemaduras.

3. El aceite del té de árbol:
Aceite de árbol de té puede detener la propagación de esta infección bacteriana. Ya que tiene propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias que ayudan a combatir las infecciones y aliviar los síntomas. Mezcle una cucharada de aceite de oliva con tres gotas de aceite del té de árbol, empape una bola de algodón y esparza por la zona afectada, deje actuar durante 20 o 30 minutos y luego enjuague con agua tibia. Otra alternativa es cuando se sumerja en su tina agregue unas gotas de este aceite esencial para evitar que la infección pase a otras zonas de su cuerpo.

4. Miel de manuka:
Considerada en la antigüedad como el Santo Grial, esta sustancia tiene propiedades antibacteriales, antisépticas, antioxidante y cicatrizantes que pueden ayudar a inhibir el crecimiento de las bacterias que causan el impétigo. Además acelera la curación de las úlceras en la piel y le da un impulso a su inmunidad. Colocar un poco de miel en la zona afectada. Deje actuar durante un par de horas antes de retirarla con agua tibia. Repetir varias veces al día durante hasta que desaparezca la infección. Para ayudar a combatir la infección internamente, tome 1 o 2 cucharaditas de miel todos los días para ayudar a su cuerpo a combatir las bacterias.

5. Aloe vera:
Otro remedio eficaz para tratar el impétigo debido a sus propiedades antibacterianas, antiinflamatorias, antisépticas y regeneradoras de la piel. Y al igual que la miel de manuka, sus propiedades antioxidantes aumentan a su sistema inmunológico a combatir la infección. Cortar y abrir una penca fresca de aloe vera y extraer el gel interior. Aplíquelo directamente sobre la piel afectada y dejar actuar al menos durante 30 minutos. Volver a aplicar 2 o 3 veces al día hasta que la afección desaparezca.

Qué es el Maximizador de Músculos Somanabólico?...El SMM es un enfoque de nutrición verdaderamente personalizado, único y anabólico. El MMS es un software nutricional avanzado que cuando se combina con un entrenamiento de pesos adecuado, hace que desarrolles una gran cantidad de músculo en tiempo récord sin nada de grasa...revísalo ahora haciendo click aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *