Share Button

Un séptimo titulo de Wimbledon para Serena Williams, una victoria lograda en dos sets, su Grand Slam numero 22. En un terreno habitual para ella, donde no deja nada al azar, donde nunca deja de encontrar las maravillas de su pasión y donde no deja de crecer la emoción.

"]</p

Tras perseguir la marca de Steffi Graff de 22 Slam (en títulos individuales), la carga parecía ser muy pesada para sus hombros, que a pesar de sus casi 35 años – que cumplirá en septiembre próximo- y de que es cinco años mayor que Graff al momento de jubilarse. Williams la ha alcanzado con toda comodidad. Porque según sus citas no es el cuerpo que se envejece y deteriora es una voluntad que no se quebranta.

El momento en que Serena ganó….

Kerber, conocía el terreno desde su triunfo en el abierto de Australia en el mes de Enero. El punto de partida fue dejar fuera de servicio a Williams- Movimientos de lado a lado, golpes de derecha pequeños golpes desde la línea de fondo. Después de 40 minutos cerraron en 5-5. Williams había cometidos varios errores y mientras que su oponente se desempeñaba en un juego limpio.

En ese juego, como es de costumbre en Williams, en el punto clave de los partidos importantes, la brecha que ha estado allí durante gran parte de la última década se abrió de nuevo. Saltando, alcanzó un brillante de revés cruzado que selló el quiebre del servicio de Kerber y en una toma voltear el partido a su favor con una combinación de fuerza, selección de tiro, buena ejecución y precisión.

Ella sigue perteneciendo a los estándares del oro, y no nos dejemos engañar, el pensamiento de esta atleta ha sido siempre el de sacarle provecho a una herencia física que otros jugadores no tienen. Y como dijo Billie Jean King, a propósito de su victoria “Hay grandes atletas por todas partes y lo que la naturaleza no puede legar es el deseo de seguir adelante, las agallas para luchar a través de los momentos difíciles, lidiar con el rechazo al ser vencido. Los que se excusan están por todas partes”. Ella estaba decidida a no ser “una estadística más”.

Ahora es el momento de apreciar cada momento de ella mientras podamos y valorar lo que ha llevado al deporte. Es el momento de dar gracias por haber podido ver la hazaña sin igual de esta atleta que ha alcanzado un nivel intocable. Williams ha ganado 86 partidos en Wimbledon, sólo una más que Federer. Y en algún momento de los próximos años, o tal vez incluso el próximo verano, va a decirle adiós a la arena que se ha convertido en su “corte”. Antes de que sus reflejos y la intensidad de su juego comiencen a disminuir. Para que logré un retiro impecable como toda su carrera.

El torneo de Wimbledon se ha realizado durante muchos años consecutivamente y en el plato de Venus Rosewater se escribirá nuevamente el nombre de Serena Williams, adicionalmente también será grabado en los zócalos de madera que ahora protegen el famoso trofeo que se conservará a través del tiempo acreditándola como una superestrella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *