Share Button

La resiliencia es la capacidad que tiene el ser humano para recuperarse rápidamente de una situación traumática que lo conlleve a un estado depresivo. Como por ejemplo, problemas de salud graves, divorcio, la muerte de un ser querido y otros eventos traumáticos. Pero incluso después de una tragedia devastadora, los seres humanos son capaces de recuperarse, reconstruir sus vidas y seguir caminando.

Resiliencia

Sin embargo, el ser resiliente no significa ir por la vida sin experimentar angustia y el dolor.

VivirSinAnsiedad

Es común que para reaccionar a las dificultades haya un dolor emocional o una sensación de incertidumbre que detone ésta resistencia. El Dr. Ron Breazeale señala, “La resiliencia no se trata de evitar los sentimientos propios, se trata de confrontarlos, gestionarlos, replantear y seguir”. El viaje hacia la resiliencia a menudo se caracteriza por el trabajo a través de la angustia emocional y de las dolorosas pruebas y tribulaciones. Las investigaciones muestran que las personas con alta capacidad de recuperación también tienen una fuerte red de apoyo social que les rodea.

La Asociación Americana de Psicología reporta varios factores que contribuyen a la resiliencia:

•EL factor principal es tener relaciones de apoyo con miembros de la familia, amigos y compañeros que contribuyan con amor, confianza, proporcionen atención, ofrezcan aliento y apoyo.
•La capacidad de gestionar y contener las emociones fuertes, incluyendo el control de los impulsos y la tolerancia a la frustración.
•Una autoestima positiva y la confianza en sus fortalezas y capacidades.
•Verse a sí mismo con capacidad de recuperación y auto control.
•Buscar el lado positivo de su vida.
•Tener la capacidad para crear planes realistas y tomar medidas para alcanzar las metas.
•Comunicarse efectivamente, tener la disponibilidad para resolver los problemas y habilidad para afrontarlos.
•Las creencias culturales y tradiciones ayudan a sobrellevar la situación.
•Lo más importante pedir ayuda.

Otra forma es desarrollar una estrategia personal para aumentar la resiliencia. Y encontrar un método que funcione bien para usted. Es por ello que acá le dejamos una serie de consideraciones pueden ayudarle en su camino hacia la resiliencia:

1. Alimentarse a sí mismo: Cuando se toma tiempo para nutrirse y cuidar de sí mismo, es más fácil tener una perspectiva feliz y positiva. Hacer alguna actividad física, es una excelente opción para superar un estado de ánimo bajo. Su mente y su cuerpo están conectados, así que dormir lo suficiente y aprender técnicas sencillas de relajación, le permitirán acoplarse con su yo interior. Lo importante, es mantener la calma (difícil pero no imposible).

2. Manejar sentimientos fuertes: Trate de pensar con claridad, no actué de forma impulsiva, respondiendo solamente por la emoción. Frente a la adversidad no existe postura que el equilibrio, tener el balance entre el pensamiento y los sentimientos.

3. Ver los problemas como posibilidades: Sea curioso y cambian su perspectiva y cómo responder a las dificultades. No se puede cambiar el hecho de que la desgracia sucede. Si está teniendo dificultades, recuerde los buenos tiempos. Los recuerdos reflejan y refuerzan nuestro estado de ánimo. Utilice sus habilidades del pensamiento crítico para resolver y encontrar soluciones creativas. Evite las explosiones fuera de proporción. Trate de ver su vida en un contexto más amplio, que le garantice perspectivas a largo plazo.

4. Comprender que el cambio es parte de la vida: aprender a tolerar los altos niveles de incertidumbre y ambigüedad. Recuerde la oración de la serenidad, “Dios, concédeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, el valor para cambiar las cosas que puedo y sabiduría para reconocer la diferencia.” Esta oración puede ayudarle a concentrarse en las circunstancias que se pueden ajustar.

5. Crear objetivos claros y alcanzables: Trabajar por un objetivos, le proporciona un sentido a su vida, además de aumentar la confianza en sí mismo. Desarrollar objetivos realistas y descomponerlos en pasos alcanzables. Pequeños logros que le impulsen hacia adelante, mientras que edifica las bases de su proyecto con optimismo. Pero trate de ser lo más preciso posible.

6. Reflexionar sobre su día: Al final del día, tómese cinco a diez minutos para considerar lo que salió bien y qué cosas que haría de manera diferente la próxima vez. Sea amable con usted mismo, recuerde las palabras de Juan David Hoag, “No hay fracaso sólo retroalimentación.”

7. Sea optimista: Una visión optimista le ayudará a mantener expectativas sanas y las esperanzas de que ocurrirán cosas buenas. Visualice las dificultades como cosas temporales. Cree una imagen de lo que quiere que suceda en su vida y tome una acción decisiva.

8. Desarrollar su confianza: Haga una lista de sus puntos fuertes. Ser consciente de lo que es capaz, es bueno para afianzar su confianza. Cree en sí mismo y en sus tus habilidades.

9. Construir intereses especiales: Participar en talleres de autodescubrimiento,construirse un propósito le dará un significado a su vida, además de hacerle sentir enriquecido. Comparta su experiencia, pasión y conocimientos con los demás.

Como se puede ver, hay un puñado de medios eficaces para ser más resistentes y hacer frente a las dificultades. Una vez que es capaz de superar los obstáculos en su vida, usted será una persona más fuerte, más feliz, más enfocada, y más optimista. Enfrentar el cambio con resiliencia, le garantizaran que los buenos resultados están cerca.

Hay formas de manejar la ansidedad?..."Vive Sin Ansiedad" es un método online con fines educativos para superar los trastornos de ansiedad generalizada. Este método es 100% natural y es apto para personas de todas las edades... Si quieres más información, haz click aquí!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *