Share Button

El tartamudeo es un trastorno del habla en que los sonidos, sílabas o palabras se repiten o se prolongan, lo que altera el flujo normal del habla. Estos trastornos pueden ir acompañados de comportamientos repetitivos, como parpadeos rápidos de los ojos o los temblores de los labios. El tartamudeo hacer que sea difícil comunicarse con otras personas, y por consiguiente afecta sustancialmente la calidad de vida de una persona.

Tartamudez

La tartamudez afecta a personas de todas las edades. Se presenta con mayor frecuencia en niños entre las edades de 2 y 5, ya que están desarrollando sus habilidades lingüísticas. Aproximadamente el 5 por ciento de todos los niños tartamudean durante algún período de su vida, que dura desde unas pocas semanas hasta varios años. Los niños son dos veces más propensos a tartamudear que las niñas; a medida que van creciendo, sin embargo, el número de niños que siguen a tartamudeando es de tres a cuatro veces mayor que el número de niñas. La mayoría de los niños superan el tartamudeo. Es por ello que apenas el 1 por ciento o menos de los adultos tartamudo.

comunicarse sin trabas inblog

¿Qué causa la tartamudez?
Aunque las causas precisas no se tienen. Se ha logrado clasificar este padecimiento en dos tipos los cuales pueden ser más comunes (se ha mencionado un tercer tipo de tartamudeo, denominado tartamudeo psicogénico, que puede ser causado por situaciones emocionales, tales como traumas, estrés o problemas de ansiedad. Sin embargo, se cree que todo el tartamudeo es de origen psicogénico, pero hoy día sabemos que este tipo de tartamudeo se da en muy pocas oportunidades).

– Tartamudeo del desarrollo:
El tartamudeo del desarrollo se produce en los niños pequeños, mientras que todavía están aprendiendo las habilidades del habla. Es la forma más común de tartamudeo. Algunos científicos y médicos creen que el tartamudeo del desarrollo se produce cuando las habilidades de lenguaje de los niños no son capaces de satisfacer las demandas verbales. El tartamudeo del desarrollo también se puede hereditario. En el 2010, por primera vez, los investigadores NIDCD aislaron tres genes que causan la tartamudez.

-Tartamudez neurogénica:
La tartamudez neurogénica puede ocurrir después de un derrame cerebral, un traumatismo craneal, u otro tipo de lesión cerebral. Con la tartamudez neurogénica, el cerebro tiene dificultad para coordinar los diferentes elementos que intervienen en el habla debido a problemas entre el cerebro, los nervios y músculos de señalización.

¿Cómo se diagnostica la tartamudez?
El tartamudeo es diagnosticado por un patólogo del habla y del lenguaje (SLP), un profesional de la salud que está capacitado para evaluar y tratar este tipo de problemas. El patólogo tendrá en cuenta una variedad de factores, incluyendo la historia clínica del niño (por ejemplo, cuando el tartamudeo se observó por primera vez y en qué circunstancias), un análisis del comportamiento del niño, así como una evaluación de sus habilidades del habla y del lenguaje además del impacto de la tartamudez en su vida.

La finalidad de esta evaluación no sólo es determinar las causas de por qué el chico está tartamudeando, sino que busca determinar si ésta situación será temporal o persistirá. Para determinar esta diferencia, el patólogo del habla y lenguaje tendrá que tomar en cuenta factores tales como hay historial de tartamudeo en la familia, si el tartamudeo del niño ha durado seis meses o más, y si el chico presenta otros problemas de habla o del lenguaje.

Tratamiento:

La naturaleza del tratamiento será basado según la edad de la persona, los objetivos de comunicación, etc. Para los niños de muy corta edad, el tratamiento temprano puede prevenir que el tartamudeo del desarrollo se convierta en un problema de por vida. Y el seguimiento del tratamiento (revisiones) debe realizarse entre cada 3 a seis meses.

Las terapias actuales para adolescentes y adultos que tartamudean se centran en formas de minimizar los síntomas cuando hablan, por ejemplo la regulación de la respiración o el proceso gradual de las respuestas (sílabas o palabras más largas y oraciones más complejas). La mayoría de estas terapias también permiten resolver problemas de ansiedad, que es una característica típica del tartamudeo.

Otras terapias:
La prescripción de fármacos es una opción, pero estos no son para tratar la tartamudez en especifico, sino que van dirigidos a reducir los niveles de estrés, ansiedad y depresión. Entre las opciones de tratamiento también se encuentran los grupos de auto-ayuda. Estos grupos proporcionan el conocimiento y el apoyo necesario para superar la tartamudez.

Comunicarse sin Trabas de es el mejor tratamiento natural para curar la tartamudez. Los beneficios que puedes obtener con este curso (y qué descubrirás en él): Las técnicas claves para comprender y deshacerte de la tartamudez. Cómo la tartamudez se logra manejar rápidamente, y la frecuencia de las trabas disminuyen hasta desaparecer por completo para siempre.Cómo aumentar tu confianza y seguridad para desenvolverte socialmente...descarga aquí Comunicarse sin trabas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *