Share Button

El sistema respiratorio humano está formado por una serie de órganos responsables de tomar el oxígeno y la expulsión de dióxido de carbono. Los órganos principales del sistema respiratorio son los pulmones, que llevan a cabo el intercambio de gases que respiramos. A medida que respiramos, el oxígeno entra por la nariz o la boca (en algunas ocasiones) para luego pasar por los senos paranasales, que son espacios vacíos en el cráneo. Los senos paranasales ayudan a regular la temperatura y la humedad del aire que respiramos.

Aparato respiratorio

La tráquea, filtra el aire que se inhala, que se ramifica en los bronquios, que son dos tubos que llevan el aire en cada pulmón. Los bronquios están llenos de pequeños pelos llamados cilios. Los cilios se mueven hacia atrás y adelante, llevando la mucosidad (Moco, un fluido pegajoso, recoge el polvo, gérmenes y otras materias que invaden los pulmones) por todas las vías respiratorias. Las mucosidades se expulsan al estornudar, toser, escupir o tragar.

DejarDeRoncar300x50

Los tubos bronquiales conducen a los lóbulos de los pulmones. El pulmón derecho tiene tres lóbulos; El pulmón izquierdo tiene dos. El pulmón izquierdo es más pequeño para dejar espacio para el corazón. Lóbulos están llenos de pequeños sacos llamados alvéolos, esponjosos, y es allí donde se produce el intercambio de oxígeno y dióxido de carbono. Las paredes alveolares son extremadamente delgadas (aproximadamente 0,2 micrómetros). Y están compuestas de una sola capa de tejidos llamadas células epiteliales y pequeños vasos sanguíneos llamados capilares pulmonares.

La sangre pasa a través de los capilares. La arteria pulmonar transporta la sangre que contiene el dióxido de carbono para los sacos de aire, donde el gas se mueve desde la sangre al aire. La sangre oxigenada llega al corazón a través de la vena pulmonar y el corazón bombea por todo el cuerpo.

El diafragma, es un músculo en forma de cúpula en la parte inferior de los pulmones, controla la respiración y separa la cavidad torácica de la cavidad abdominal. Cuando tomamos una bocanada de aire, se aplana y tira hacia delante, haciendo más espacio para los pulmones. Durante la espiración, el diafragma se expande y expulsa el aire.

Las enfermedades y afecciones de las vías respiratorias se dividen en dos categorías: las virales como la gripe, la neumonía bacteriana y el nuevo virus respiratorio enterovirus que se ha diagnosticado en niños; y las enfermedades crónicas, como el asma, las enfermedades pulmonar
crónicas (EPOC) o el cáncer de pulmón.

Pero existen muchas formas de mantener nuestro tracto respiratorio en excelentes condiciones, lo mejor es que no son fármacos que a la larga pueden ocasionar efectos secundarios o en el peor de los casos dependencia. Las viejas recetas de la abuela que han pasado de generación en generación definitivamente son excelentes opciones a la hora de cuidar nuestras vías respiratorias, también son ideales para tratar la primera categoría de las enfermedades respiratorias.

Remedios de mejorar el funcionamiento del tracto respiratorio:

*. Tenga en casa un humidificador de ambiente, ya que es muy útil para las noches de congestión nasal, si le agrega un poco de alcanfor logrará respirar bien en minutos.
*. Si toma inhalaciones (respirar vapor), y en la mezcla usa aceite esencial de eucalipto o aceite de pino, con esto podrá fluidificar la mucosidad y facilitar la expulsión.
*.Tomar té de gordolobo endulzado con miel, es una emulsión excelente para la eliminar la flema de los pulmones, además la miel un antibiótico natural.
*. En estos procesos es recomendable no ingerir productos lácteos porque según la creencia popular se produce más flema.

Quieres saber qué causa los ronquidos? Por qué los medicamentos no hacen nada para solucionar tu problema? Sabes cómo los ronquidos afectan tu salud?...Si quieres dejar de roncar, consulta aquí!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *