Share Button

El síndrome de inmunodeficiencia adquirida o como se le conoce popularmente, el sida, es una enfermedad causada por el virus VIH (virus de inmunodeficiencia adquirida). Esta enfermedad afecta a muchas personas hoy en día que no se cuidan ni toman las medidas que deberían, muchas veces por falta de información respecto a la enfermedad. Contrario a la creencia popular, el VIH no es un virus mortal, con el correcto tratamiento se espera que la persona pueda tener una vida normal.

VIH

Para aclarar un poco las cosas, el VIH es un virus que ataca directamente al sistema inmunológico, debilitando nuestras defensas a tal punto de permitir que contraigamos otros virus y enfermedades. Si se deja avanzar, el VIH llega a un punto crítico en el que ha debilitado tanto al cuerpo que contraemos enfermedades más graves y con mucha frecuencia. Esta condición médica es la que se conoce como sida y a este punto la vida de la persona se ve muy comprometida.

VivirSinAnsiedad

Las causas del contagio de VIH son múltiples, pero básicamente se transmite por tener relaciones sexuales sin protección con una persona portadora del virus. Incluso por compartir juguetes sexuales se puede transmitir, ya que el contagio se da realmente por los fluidos corporales de la persona infectada, rectales, genitales o mucosas orales. Además se puede transmitir por transfusiones de sangre al reutilizar una aguja infectada o en los drogadictos que reutilizan jeringas. También las mujeres infectadas con el virus pueden transmitirla a sus hijos durante el embarazo o durante la lactancia. Lo que sí es seguro es que el virus no se transmite ni por tener contacto físico con alguna persona infectada, ni tampoco por besos, estornudos o compartir cualquier utensilio o ropa con alguna persona infectada.

Los síntomas del VIH son similares a los de la gripe, pudiendo durar hasta cuatro semanas. Entre ellos encontramos fiebre, dolor de garganta, dolor de cuerpo, sensación de debilidad, pérdida de peso, dolor en las articulaciones y escalofríos. Si no se trata el VIH llega a su ultimo estado donde se contrae el sida que tiene como síntomas visión borrosa, diarrea crónica, pérdida de peso, manchas blancas en boca o lengua, falta de aliento, fiebre alta, tos seca, entre otros. Sin embargo, muchas personas que contraen el VIH no presentan ningún tipo de síntomas por años, siendo difícil en estos casos detectarlo antes de que el virus acabe con tu sistema inmunológico.

Como es bien sabido, ni el VIH ni el sida tienen cura, sin embargo con el debido tratamiento aplicado a tiempo, se puede tener una vida normal y corriente y se puede reducir el riesgo de transmisión. Para ello se deberá seguir un tratamiento con medicamentos antiretrovirales. Por otro lado si existen sospechas de haber contraído el virus VIH se puede prevenir el contagio tomando unas píldoras en un lapso no mayor de los tres días siguientes.

Es importante que si se sospecha de ser portador del virus ya sea por contacto con alguna persona infectada o por presentar síntomas, se debe realizar un examen de sangre para confirmar el pronóstico y contactar con un médico especialista para un tratamiento antes de que el daño sea mayor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *