Share Button

Cuando se consulta al diccionario médico acerca del significado de la palabra iatrogénesis, encontramos que tiene que ver con toda alteración del estado del paciente producida por el médico. En el caso de la diabetes iatrogénica, se refiere a un tipo de diabetes que se produce como resultado de un efecto adverso o secundario de un medicamento empleado para tratar otra alteración o enfermedad.medicamentos

Se conocen una serie de medicamentos que pueden producir diabetes iatrogénica. Veamos algunos de ellos:

RevertirDiabetes_125x125

Diuréticos

Hay enfermedades como la insuficiencia cardiaca congestiva y la insuficiencia hepática, que causan retención de líquidos (edema) en los tejidos y cavidades. También existen medicamentos desinflamatorios que pueden producir retención de líquidos. Cuando se produce una rternción de líquido o edema, se recurre a drogas que movilizan ese exceso y lo eliminan del organismo. Esas drogas se llaman diruréticos. No todos los diuréticos son capaces de producir diabetes iatrogénica. Los llamados diuréticos tiazídicos, sí la pueden inducir en algunos pacientes que son más sensibles que otros a las dosis administradas y al tiempo de administración. Se produce esa diabetes porque esos  medicamentos son capaces de disminuir la sensibilidad de los tejidos a la acción de la insulina y aumentan la producción de glucosa por el hígado; en fin de cuentas, el organismo se vuelve resistente a la insulina. Cuando esto ocurre, los médicos deben vigilar de cerca para verificar si el paciente desarrolla resistencia a esta hormona.

Beta bloqueadores

El arsenal terapéutico dispone de distintos medicamentos  para controlar la presión arterial alta. Dentro de éstos se encuentran los conocidos beta-bloqueadores, pero uno de sus efectos colaterales es la inducción de diabetes. La forma en la cual inducen la diabetes depende de la dosis. Actúan previniendo la liberación de la hormona insulina por el órgano que la produce: el páncreas. También reducen la sensibilidad del músculo a la acción de la insulina; esto quiere decir que la glucosa no va a penetrar al interior de la célula muscular para ser utilizada como combustible, y se va a acumular en la sangre, produciendo hiperglucemia. Lo que normalmente aconsejan los médicos en pacientes que reciben tratamientos con beta-bloqueadores para controlar la hipertensión, es ajustar la dosis. De esa manera, la glucosa en la sangre no sube en forma exagerada.

Corticosteroides

Existen medicamentos  que se utilizan para reducir la inflamación, como los corticosteroides; sin embargo, uno de sus efectos colaterales, es el de aumentar los niveles de glucosa en sangre, la cual podría ser el punto de partida de una diabetes, si se usan de manera crónica, es decir, a largo plazo y en dosis elevadas.

Antipsicóticos

Los fármacos usados para los tratamientos psiquiátricos pueden producir diabetes de varias maneras: el efecto tranquilizante estimula el apetito y altera el metabolismo de la glucosa. Está bien documentado en la literatura médica, que los antipsicóticos convierten a las personas activas en sujetos inactivos y sedentarios, llevando su función corporal a un mínimo; y se sabe que la falta de ejercicio físico estimula la aparición de la diabetes.

Afortunadamente y como lo he reiterado en anteriores oportunidades, la consulta con el médico tratante y el ajuste individual de las dosis de medicamentos indicados para otras enfermedades, o el cambio para otro tratamiento eficaz, pueden evitar que el paciente adquiera una diabetes iatrogénica.

Quiere revertir la diabetes en forma natural?...Acelere su recuperación con 3 ingredientes que inmediatamente limpiarán su cuerpo de los ácidos y toxinas...Descubra los 5 ingredientes esenciales para un cuerpo sano en todo momento...Revise ahora el libro "Revertir la diabetes"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *