Share Button

El ultrasonido no es más que la utilización de las ondas sonoras de alta frecuencia para crear imágenes de órganos y estructuras dentro del cuerpo. La obtención de esas imágenes, proporciona al profesional de la medicina, una herramienta diagnóstica y de tratamiento muy útil. Ecografía

El uso de métodos ultrasonográficos ha representado un aporte extraordinario para la medicina; además, tiene la ventaja de que no se basa en el uso de radiaciones que pudieran ser potencialmente dañinas para el organismo, como los rayos X. La técnica que utiliza el ultrasonido para obtener imágenes de los órganos internos, se llama ecografía. Consiste en el registro del eco de las ondas electromagnéticas o acústicas enviadas hacia el lugar que se examina.

VivirSinAnsiedad

¿Cuál es el fundamento físico de la ecografía?

Las ondas sonoras de alta frecuencia viajan a través de los tejidos blandos y de los fluidos y rebotan en las superficies que tienen mayor densidad. Ese rebote es lo que se conoce como eco; y por el hecho de que los órganos que conforman el organismo tienen densidades diferentes, las amplitudes también serán diferentes. Si una estructura es muy densa, mayor será el rebote. Las estructuras contra las cuales chocan las ondas sonoras son: piel, grasa, músculo, hueso, líquido. Dependiendo de la capacidad de penetración en cada tejido, parte de los ultrasonidos que componen el haz continúa penetrando y otra parte se refleja.

Los ultrasonidos reflejados son recogidos, analizados y procesados por un computador, generando finalmente imágenes ecográficas. Debido a que el hueso tiene la mayor densidad, es la estructura que más ecos rebota y aparece representada en blanco, mientras que el líquido, que produce menos rebote, aparece representado en negro.

Usos de la ecografía

El ultrasonido tiene un amplio uso en medicina. A continuación, se citan solo algunos ejemplos de su uso en varias especialidades, tales como:

  1. Gastroenterología: para obtener imágenes de los órganos digestivos.
  2. Obstetricia: para evaluar la evolución del feto durante el embarazo.
  3. Cardiología: para evaluar las estructuras cardiacas y su funcionamiento.
  4. Nefrología: para detectar cálculos renales.
  5. Neurología: en la hidrocefalia, en la enfermedad arterioesclerótica.
  6. Anestesiología: para la orientación en la colocación de anestésicos en algunas áreas.
  7. Urología: para verificar la presencia de cáncer testicular.

Finalmente, es bueno resaltar que la ecografía es ventajosa porque se ven los acontecimientos en tiempo real, como por ejemplo, el movimiento del corazón, no es invasiva y no causa dolor. La desventaja que tiene es que depende de la experiencia del ecografista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *